SOCIEDAD

La carrera terminó, el negocio sigue

Doce días después de la carrera de TC 2000 en el centro porteño, continúan instaladas las vallas de cemento con la publicidad que auspició la competencia. “¿Quién está cobrando esa publicidad?”, se preguntó ayer el auditor de la Ciudad Eduardo Epszteyn, quien advirtió que los auspicios sólo debían ser expuestos el día de la carrera.

En el mismo sentido, el diputado Maximiliano Ferrero (Coalición Cívica) presentó un pedido de informes para que el Ejecutivo detalle los pormenores del contrato de publicidad del evento. “Queremos saber si hubo un negociado con la publicidad callejera”, afirmó. La carrera fue una iniciativa de la empresa Fire Advertainment. “Firmamos un contrato con el gobierno por cinco años con renovación automática”, dijo el titular de la agencia, Rodrigo Figueroa Reyes, en un sitio especializado. Los auspiciantes fueron Arnet, Banco Ciudad y automotrices. Y se vendieron paquetes de entradas VIP a empresas líderes.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.