SOCIEDAD

La ayuda de Marita

La testigo de identidad protegida Andrea R. continuó su declaración en el juicio por el secuestro y desaparición de Marita Verón, y en la tercera jornada consecutiva frente a los jueces revivió el clima de torturas y sometimiento sexual que sufrió en un prostíbulo de La Rioja junto a la joven tucumana. “Estaba aterrada. Me habían golpeado y no sabía lo que venía después. Marita me aflojó la soga que tenía en las muñecas, porque las manos estaban de otro color y estaba llorando”, recordó.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.