SOCIEDAD › POR UNA AGRESION DE SUS COMPAÑEROS, TUVIERON QUE EXTIRPARLE UN TESTICULO

Víctima de acoso en la escuela

El chico tiene 11 años. Según denunciaron sus padres, por ser oriundo de otra provincia, era objeto de burlas y malos tratos. La Justicia inició una investigación por “lesiones agravadas por fines discriminatorios”.

A un chico de 11 años debieron extirparle un testículo como consecuencia de los golpes que algunos de sus compañeros le habían dado en el baño de la escuela donde concurría. El episodio, sucedido la semana pasada en una primaria de Fighiera, una localidad cercana a Rosario, se conoció ayer, luego de que fuentes judiciales confirmaran la existencia de una causa por la agresión, en la que también se investigan las posibles responsabilidades del docente a cargo del curso y de las autoridades del establecimiento. El chico, según relató su padre en la denuncia, no contó nada en su casa luego de la golpiza y al día siguiente regresó a la escuela. Sólo un malestar persistente y agudo lo llevó a contar lo sucedido, tras lo cual terminó siendo intervenido quirúrgicamente. Los familiares denunciaron que el chico y su hermana, procedentes de la provincia de Salta, habitualmente eran objeto de burlas, malos tratos y discriminación por parte de sus compañeros. La Justicia inició una investigación por “lesiones gravísimas agravadas por fines discriminatorios”.

La golpiza, sucedida en un baño de la Escuela de Apicultura Brigadier Estanislao López, de Fighiera, un pueblo de ocho mil habitantes ubicado 37 kilómetros al sur de Rosario, ocurrió el 16 de mayo. La jueza de Instrucción Penal de turno de Rosario, María Luisa Pérez Vara, investiga el caso. En la causa, consta que el chico, de 11 años, cuya identidad no trascendió para preservarlo, durante un recreo ingresó al baño de la escuela para tomar agua. Cuando se encontraba allí, un grupo de compañeros lo atacó brutalmente para hacerlo caer al piso y, luego, golpearlo. Ese día, el chico regresó a la casa y no contó nada de lo sucedido.

Al día siguiente, tras regresar de la escuela, el niño comenzó a sentir fuertes dolores, por lo que sus padres lo llevaron al centro asistencial de Fighiera. Por la gravedad que presentaba el cuadro, fue derivado al Hospital Provincial de Rosario. Allí, explicó el director del centro médico, Pietro Belletich, el chico “ingresó con dolor testicular agudo. Tras ser sometido a estudios, se comprobó que no tenía irrigación en uno de los testículos, por lo que se produjo la muerte del tejido”. Por ello, “fue intervenido quirúrgicamente para extirparle” el órgano afectado, “porque estaba seriamente dañado”, en tanto que el otro “por ahora no corre riesgo y ya fue dado de alta”.

En el futuro, aseguró el profesional, “el niño podrá tener un desarrollo normal y (la extirpación) no afectará su actividad sexual, ni su salud reproductiva”. Belletich dijo que el paciente “no presentaba otros traumatismos” y consideró que generalmente las lesiones en esa zona se producen por “golpes o torcimientos groseros”.

Actualmente, agregó, tanto el chico como sus padres reciben asistencia psicológica. Fueron las autoridades del hospital quienes realizaron las denuncias tras atender al chico. Al mismo tiempo, los padres notificaron lo sucedido en la escuela y sus consecuencias permanentes ante las autoridades del Ministerio de Educación provincial y en la Jefatura de Policía del Departamento de Constitución, al que corresponde la localidad de Fighiera.

Las primeras investigaciones determinaron que la víctima, su hermana y el resto de su familia, todos procedentes de la provincia de Salta, habitualmente eran objeto de burlas, malos tratos y discriminación. Los propios padres del chico aseguraron que él y su hermana eran permanentemente hostigados por otros alumnos por ser oriundos de otra provincia. La causa por la que la jueza Pérez Vara investiga lo sucedido lleva por carátula inicial “lesiones gravísimas agravadas por fines discriminatorios”.

Sin embargo, la delegada del Ministerio de Educación de Santa Fe, Marta Díaz, aseguró que “no hay información que corrobore que el niño fue golpeado, no hubo una pelea ese día”. El padre del chico, agregó, “manifiesta que el hecho se produjo, pero no hubo ni quejas ni peleas visibles durante ese día. El chico fue a la escuela al día siguiente”.

Compartir: 

Twitter
 

El chico fue trasladado al Hospital Provincial de Rosario, donde le realizaron la intervención.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.