SOCIEDAD › PROTESTA ESTUDIANTIL EN EL PELLEGRINI Y EL NACIONAL DE BUENOS AIRES

Una toma que se extiende

Los alumnos de la Escuela Carlos Pellegrini mantienen ocupado el colegio en reclamo de un bar institucional. En “solidaridad”, ayer fue tomado por los estudiantes el Nacional de Buenos Aires. La UBA convocó a una reunión hoy para buscar una solución al conflicto.

Los estudiantes de la Escuela Carlos Pellegrini mantienen tomado el colegio en reclamo de la creación de un bar institucional. A la protesta, que comenzó el martes, ayer se sumó la ocupación del Colegio Nacional de Buenos Aires, decidida por los alumnos en “solidaridad” con sus pares. Las autoridades de la UBA, de la que dependen ambas escuelas, convocaron a una reunión para hoy al mediodía con estudiantes del Pellegrini y con su rector, Marcelo Roitbarg. Del resultado de la mesa de diálogo depende la continuidad de las medidas de fuerza. “Vamos a tratar de arrimar posiciones, de lo contrario estamos en el no rotundo de un lado, y en el no del otro, y siempre existe la opción de acercar posturas”, dijo Roitbarg a Página/12.

El conflicto surgió en el Pellegrini al finalizar la concesión que gestionaba el bar de la escuela. El Consejo Escolar Resolutivo –que nuclea a los claustros de profesores, estudiantes y graduados en los colegios de la UBA– había aprobado la propuesta de instalar un bar institucional, manejado por personal no docente de la UBA y asesorado por un nutricionista. Si bien el rector Roitbarg le había dado, en principio, el visto bueno, el Rectorado de la UBA lo rechazó de plano, ofreciendo como alternativa un bar gestionado por la cooperadora del colegio o concesionado a un tercero, con los servicios subsidiados. Los estudiantes se opusieron y la toma llegó después, al filo del receso de invierno.

“Entendemos que en una escuela pública no puede haber una lógica empresarial y de lucro. Además, todas las concesiones privadas anteriores fracasaron”, dijo el presidente del centro de estudiantes del Pellegrini, Diego Belaunzarán Colombo, de la agrupación independiente Cambalache. “El rector tiene que respetar las decisiones del Consejo Resolutivo, para que el colegio sea gobernado por el consenso y no por él solamente.” La gestión del bar será el tema central de la reunión convocada para hoy por la secretaria de Asuntos Académicos de la UBA, Catalina Nosiglia. “Si en la reunión no hay cambios, vamos a mantener la toma hasta el viernes”, dijo Belaunzarán Colombo, e incluso señaló que analizarían mantener la medida durante el receso escolar.

“Planteada como está la posición de los estudiantes con un bar financiado, equipado y gestionado institucionalmente por la UBA, con fondos de la UBA, con personal no docente de la universidad, resulta imposible”, sentenció el rector Roitbarg, quien ayer no pudo ingresar al colegio por la veda estudiantil. “El problema es que para los alumnos, la licitación tampoco es un camino, así que habrá que buscar un punto intermedio.” Respecto de la toma, consideró que es una medida “extrema”. “Me parece demasiado el efecto ante la cuestión, que es instalar un bar”, dijo.

“Extremo es que un rector prometa algo y después no cumpla, y que ilusione a los estudiantes –replicó Belaunzarán Colombo–. Nosotros intentamos dialogar y lo único que recibimos fueron promesas incumplidas.” El alumno de sexto año del Pellegrini agregó otro reclamo: dijo que los alumnos están en contra de las “designaciones docentes que no fueron transparentes. Creemos que tienen que aplicarse concursos para que deje de haber nombramientos a dedo”. Por último, añadió que reclaman la instalación de una fotocopiadora en el interior del colegio.

El vocal del centro de estudiantes del Nacional de Buenos Aires Tomás Andrade explicó las razones de su medida de fuerza: “Lo primero es el tema del bar institucional, con precios al costo”, dijo. Su reclamo está en sintonía con lo que piden desde el Pellegrini: “Si se logra en el Pelle sería un paso importante” para solicitarlo en el Buenos Aires. Andrade señaló que también buscan “la reincorporación del portero del colegio que está desde hace más de doce años, que fue cesanteado y ahora tiene problemas para hacer su jubilación”. Integrante del frente que conforman La Caravana y Desde Bolívar, Andrade agregó que reclaman “más espacio de debate”, y que también apoyan “las tomas de varios colegios porteños que tienen problemas con la gestión de Macri”.

Informe: Agustín Saavedra.

Compartir: 

Twitter
 

Los estudiantes quieren que el bar no sea privatizado.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.