SOCIEDAD › PEDIDOS DE LA DEFENSA EN EL CASO DE ANGELES

Un lunes trajinado

A pesar de la víspera del feriado, hoy será un día intenso en la causa por la muerte de Angeles Rawson ya que el abogado defensor, Miguel Angel Pierri, apelará y pedirá la nulidad del procesamiento por homicidio agravado de su cliente, el portero Jorge Mangeri. Además, solicitará una nueva declaración de la empleada doméstica Dominga Torres y que se impute por falso testimonio al taxista que dijo que llevó al encargado hasta la Ceamse. Hoy, además, están citados para declarar ante el juez Javier Ríos el dueño del taxi y el primo del acusado, Cecilio Saettone.

“La estrategia de la defensa va a ser desmantelar una coartada. Según la información que tenemos nosotros, la señora (por Dominga) tendría que haber arribado al edificio de Ravignani pasadas largas las 10 de la mañana y no a las 8.45 como declaró. Hicimos un chequeo que nos permite demostrar que si la señora vive donde dice que vive en su declaración (la localidad bonaerense de González Catán) no cierran los horarios de operación de la tarjeta SUBE con su horario de trabajo”, explicó Pierri sobre su estrategia.

El abogado también apuntó contra el taxista Leonardo que dijo que llevó a Mangeri con una bolsa con el cuerpo de la joven hasta el Ceamse. “Es un relato fantástico. El taxista por esto será penado. Me parece lamentable todo esto. No se tiene la real dimensión de la tragedia que es esta causa”. Además, el letrado había confirmado el viernes que apelará y pedirá la nulidad del procesamiento dictado a su defendido ya que el juez Javier Ríos “dio por acreditadas cuestiones que no fueron plasmadas” como que “el plan del autor tenía como fin ulterior introducir a la víctima en el circuito de distribución de basura de la Ceamse”.

Sin embargo, el juez quiere estar seguro antes de descartar la versión del taxista y por eso citó para hoy al propietario del auto. Por ahora, el magistrado no recibió ninguno de los peritajes ordenados sobre el vehículo ni el resultado de la visualización de las cámaras tanto del Ceamse como del edificio de la calle Ravignani. Extraoficialmente, se sabe que todos esos estudios resultaron negativos. De tratarse de una versión inventada por Leonardo, seguramente se le impute el falso testimonio.

Por otro lado, también está citado para la fecha el primo policía de Mangeri, Cecilio Saettone, a quien se le adjudicaba cierto asesoramiento respecto de las lesiones que tenía el portero y cómo disfrazarlas. La versión más audaz es que el hombre había colaborado en la tarea de taparle los supuestos rasguñones que le hizo Angeles al defenderse.

Según la declaración de Mangeri, éste decidió ir a ver a su primo a Pacheco el viernes 14. Ya había sido citado a declarar el 12, el 13 y otra vez el 14. Viajó a Pacheco en colectivo, dejando su auto frente al edificio de Ravignani. Saettone cumple horas adicionales de vigilancia en la planta de la Ford, de manera que viajó hasta las inmediaciones en el colectivo 15 cerca de las dos de la tarde. Curiosamente dijo que había perdido la tarjeta SUBE. Como estaba sin crédito en el celular, le pidió hacer una llamada a una persona que vendía CD en la calle. También dijo que perdió su celular. Habló con su primo y a la vuelta se bajó en Dorrego y Santa Fe, donde, según argumenta, fue secuestrado por un patrullero. Primero dijo que lo picanearon y en la misma declaración, un par de páginas más adelante, señaló que en verdad lo quemaron con cigarrillos.

Compartir: 

Twitter
 

El taxi en el que se supone fue trasladado Mangeri.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.