SOCIEDAD › UN EX CURA GAY ENVIó UNA CARTA AL PAPA POR SUS DICHOS SOBRE LOS HOMOSEXUALES

“Queda mucho camino por recorrer”

Andrés Gioeni dejó los hábitos después de asumir su orientación sexual. En una misiva a Francisco le pidió que se adecue “a los nuevos paradigmas del mundo contemporáneo”. Las otras repercusiones tras las declaraciones del pontífice en el viaje después de Brasil.

Tras las declaraciones del papa Francisco en las que hizo mención a los homosexuales, distintos miembros de organizaciones de la diversidad sexual continuaron ayer pronunciándose sobre esos dichos. Martín Canevaro, presidente de 100% Diversidad y Derechos, consideró que todavía hace falta “una condena explícita” por parte de la Iglesia en contra de la violencia y la discriminación que sufre la comunidad homosexual. A su vez, Pedro Robledo, el joven militante del PRO que fue agredido por su condición sexual y que es, además, integrante de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (Falgbt), escribió una carta pública en la que indicó que los dichos del Papa son el indicio de que “comienza un nuevo mundo”. Andrés Gioeni, un ex sacerdote gay mendocino, le envió una carta al jefe del Estado vaticano en el que lo instó a adecuarse “a los nuevos paradigmas del mundo contemporáneo”.

Durante una rueda de prensa a bordo del avión de regreso a Roma desde Río de Janeiro, el Papa aseguró el lunes que no juzga a los homosexuales. “Si una persona es gay, busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla? El catecismo de la Iglesia Católica explica y dice que no se debe marginar a esas personas y que deben ser integradas en la sociedad”, dijo Francisco.

Gioeni, un sacerdote mendocino que dejó los hábitos luego de revelar públicamente su orientación sexual y comenzó a dedicarse al modelaje, la actuación y la escritura, celebró “el aire fresco” que ha significado la llegada de Francisco al Vaticano, pero advirtió “que queda mucho camino por recorrer”. En la carta que le escribió al nuevo pontífice, el ex sacerdote gay lo instó a adecuarse “a los nuevos paradigmas del mundo contemporáneo”.

“Alguna vez fui sacerdote católico, pastor, compartí ese ímpetu misionero y esa necesidad de reclamo de apertura eclesial. Hasta que decidí abrirme a un costado cuando descubrí mi propia tendencia homosexual y admitir mi imposibilidad de ejercer el ministerio pastoral en celibato”, indicó Gioeni en la misiva, publicada en su cuenta de la red social Facebook. “Me atrevo a hacerme portavoz de una gran porción de personas que pertenecemos a la comunidad homosexual. Y simplemente, con humildad, pedirle encarecidamente que incentive, estimule, promueva y acompañe una mayor profundización en la teología moral sexual acerca del lugar y la experiencia de la persona homosexual”, solicitó el ex cura, quien explicó que se siente “feliz y realizado” tras llevar diez años viviendo con una pareja del mismo sexo.

Gioeni dejó en claro que no pretende que el nuevo pontífice renuncie a la doctrina eclesiástica sino que “la ayude a seguir creciendo y adecuándose a los nuevos paradigmas del mundo contemporáneo que nos desafían a encontrar nuevas respuestas”.

“¿De verdad el amor de dos personas, siendo del mismo sexo, no demuestra ni refleja nada del amor de Dios?”, cuestionó el ex cura, quien preguntó también si “la Iglesia con sus silencios va a permitir que se sigan estigmatizando a tantos jóvenes en tantos países donde se siguen asesinando solamente por su tendencia”. Gioeni se despidió pidiendo a Francisco que ayude a la comunidad homosexual a descubrir por dónde puede “transitar la fe” sin renunciar a su “experiencia de amor”.

Canevaro, por su parte, consideró que “no esperamos que el Papa haga una defensa de nuestros derechos como comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y trans; pero sí esperamos que se exprese de manera categórica en contra de la violencia, la discriminación e incluso la pena de muerte que sufrimos como comunidad. Una condena explícita sí sería un paso más”.

El presidente de 100% Diversidad y Derechos estimó que los dichos del pontífice “significan un cambio con respecto a la diatriba a que nos tenía acostumbrados Ratzinger (Benedicto XVI)”, aunque aclaró que “hay que poner las declaraciones en su debido contexto”. Para Canevaro, las palabras del Papa se enmarcan en una “crisis de legitimidad de la Iglesia Católica que pierde sistemáticamente fieles, y una crisis también al interior de la institución, que se refleja en el Banco vaticano y en los miembros expulsados por delitos en contra de la integridad sexual. En ese contexto es que el Papa elige un estilo diferente, una postura más pastoral”. Además, el activista recordó que “Bergoglio, en su momento, ha sido claro en su posición política oponiéndose al reconocimiento de todos nuestros derechos”.

Por su parte, en una carta titulada “Un gran paso”, Pedro Robledo, quien milita en el PRO y es integrante de la Falgbt, consideró que los dichos de Francisco son el indicio de que “comienza un nuevo mundo”. “Esta es una declaración para volver y ser cada día más en las misas, en las procesiones, en las diócesis”, sostuvo Robledo, quien había sido recibido por la Presidenta luego de sufrir una golpiza por su orientación sexual. “Yo creo que Francisco es un mensaje más de Dios: un mensaje para comenzar la renovación que la Iglesia necesita. Ya ha hecho un primer milagro. Ha hecho que los jóvenes, todos, volvamos a creer que podemos cambiar el mundo”, finalizó su carta.

La Falgbt había pedido el lunes una “fuerte autocrítica” y una “condena firme” a la discriminación sufrida por esa comunidad.

Compartir: 

Twitter
 

Francisco dijo que él no era quien para “juzgar” a una persona por su condición homosexual.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.