SOCIEDAD

El accidente que no era

La investigación de lo que en un primer momento se denunció como un accidente de tránsito, que causó la muerte de un niño de cuatro años al caer a un lago del sur de Neuquén a bordo de una camioneta, dio un giro ayer, luego de que la madre de la víctima fuera imputada por esa muerte. El hecho se produjo en la noche del 4 de febrero pasado en la ruta nacional 40, cuando la mujer circulaba en su camioneta Toyota Rav, junto a su hijo, quien padecía de un severo cuadro de parálisis cerebral. Ella aseguró que conducía comiendo una manzana rumbo a su casa en el paraje Lago Hermoso, cuando se distrajo al tirar el cabo por la ventanilla y fue encandilada por un auto que venía de frente. Entonces, dijo, perdió el control de la camioneta, que se desbarrancó unos 10 metros hasta el lago Machónico, donde se hundió. Ella aseguró que salvó su vida arrojándose de la camioneta antes de que llegara al agua, pero no pudo salvar a su hijo. Luego de cinco meses de investigación, el fiscal Manuel González le imputó el delito de homicidio calificado por el vínculo. Según González, los peritajes indicaron que la mujer habría planificado el asesinato de su hijo. Para ello, tuvo en cuenta que la camioneta, encontrada a 25 metros de profundidad, tenía la caja automática en punto muerto, con las cuatro ventanillas bajas, mientras en la ruta y la banquina no se halló ninguna marca de frenada.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.