SOCIEDAD › SOSPECHAN QUE EL ACUSADO INTENTó ABUSAR DEL HIJO DE LA MUJER

La hipótesis del abuso en el femicidio de Leiva

La familia de Susana Leiva, quien fue hallada muerta la semana pasada en su casa de la localidad bonaerense de Temperley, pidió investigar un supuesto abuso o intento de abuso por parte de Alberto Ponce, pareja de la víctima, al hijo de ella de 10 años. Esa situación, a la que el chico presuntamente hizo referencia, habría sido el detonante de una discusión que terminó en el femicidio y no los celos del acusado como se había dicho inicialmente.

“Una hermana de Leiva tomó conocimiento de una manifestación de dichos de contenido sexual que el niño le realizó a su padre, con el que está viviendo ahora. Por esta razón pedimos que cuando se le haga la cámara Gesell el viernes le pregunten por esto, ya que son los profesionales más aptos para indagar de la manera menos intrusiva posible. Antes, el único móvil que teníamos era el de los celos pero ahora aparece la tentativa de abuso o abuso de Alberto Ponce al niño”, explicó a Página/12 Jorge Monartersky, abogado de la hermana de Leiva, Angelina Bianchetto.

En un principio, la medida de la cámara Gesell había sido ordenada por el fiscal de Lomas de Zamora Héctor Toneguzzo, ante la presunción de que el hijo de la víctima pudo haber presenciado el ataque a su madre. “Como el crimen fue posiblemente de noche, el hijo pudo haberla visto golpeada o presenciado el crimen”, acotó el letrado.

“La otra pericia que falta es la de humor vítreo que va a dar la data de la muerte. Según el acta de defunción, fue el viernes a la madrugada pero hay que ver si Ponce no la tuvo secuestrada y la mató en días posteriores. Esta diferencia de días no cambia los cargos, pero la familia quiere saber si la policía tardó en hacer los allanamientos”, completó.

Por su parte, la hermana de la víctima, Angelina Bianchetto, se refirió a las expresiones de su sobrino de 10 años. “El nene le cuenta al padre, y se calla y va contando de a poquito. El está mal psicológicamente. Cuando le contamos de la muerte de Susana y lo llevamos al psicólogo preguntó si la mamá tenía sangre en la cara y después cuando estábamos por velarla volvió a preguntar si la mamá todavía tenía sangre en la cara.”

Además, la mujer contó que tuvo una reunión con el ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, por la actuación del fiscal. “Vengo de hablar con el ministro Casal y nos dijo que está apurando las cosas, pedimos hablar otra vez con el fiscal para ver por qué no actuaron más rápido.”

En tanto, Ponce, con quien Leiva tenía un bebé de año y medio y convivía en la casa de Temperley, permanece alojado en la Unidad Penal 40 de Lomas de Zamora imputado del femicidio. El viernes de la semana pasada, el acusado se negó a declarar en su indagatoria ante el fiscal Toneguzzo.

Ese mismo día se conocieron los resultados de la autopsia que determinó que Leiva murió estrangulada, aunque también recibió cuatro puntazos en el abdomen, golpes en el rostro y quemaduras de cigarrillo en la espalda.

Los médicos de la morgue de Lomas de Zamora estimaron la data de muerte entre la noche del jueves y la madrugada del viernes, lo que coincide con el momento de la desaparición de la víctima.

El hecho comenzó a investigarse el sábado 20, cuando Ponce denunció ante la Policía la desaparición de su concubina. Finalmente, el miércoles pasado, la policía allanó la casa de la pareja y encontró el cadáver de la mujer en el pozo ciego. Horas más tarde, el acusado fue detenido en Constitución.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.