SOCIEDAD › LA DENUNCIA POR EXPLOTACIóN SEXUAL DE MUJERES

Otra vez investigan a Raúl Martins

La jueza federal María Servini de Cubría desarchivó la causa penal por supuesta explotación sexual de mujeres contra el ex agente de la Secretaría de Inteligencia (SI) Raúl Martins y aceptó como querellante a la Fundación La Alameda. La denuncia contra Martins había sido formulada por su propia hija, Lorena, y la causa había sido cerrada por la propia Servini de Cubría.

“Que la jueza acepte la querella de La Alameda, luego de un año y tres meses, produce el desarchivo de la causa iniciada a fines del 2011 y luego desestimada por considerar que Lorena Martins no podía denunciar a su propio padre”, explicó la ONG en un comunicado.

Martins denunció a su padre por regentear cabarets con supuesta protección policial en las ciudades de Buenos Aires y Mendoza, y también en México, adonde, según la acusación, llevaba mujeres engañadas y las obligaba a ejercer la prostitución.

Servini de Cubría archivó la denuncia porque algunos de los cabarets denunciados ya eran investigados en otro expediente y, en otros casos, Martins fue absuelto. Además, consideró que su hija habría utilizado la denuncia para “ejercer presión sobre su padre”, en el marco de un reclamo de dinero por el divorcio con su madre.

Sin embargo, para el fiscal Federico Delgado el archivo decidido resultaba “prematuro”, ya que la causa está en un estado que requiere realizar más medidas de prueba, planteo al que la jueza hizo lugar y ahora deberá resolver la Cámara Federal.

Entre otros locales denunciados por Lorena Martins, figuran el Club Swinger de la calle Anchorena, a una cuadra de la Comisaría Nº 19, y Brut, hoy camuflado como bar Toreto. “La Alameda ahora tendrá la posibilidad de aportar toda la información que tenga y reciba, por ejemplo desde México, donde investiga la periodista Lydia Cacho, autora del libro Esclavas del Poder y por el que fuera amenazada de muerte por Martins”, anticiparon voceros de la organización.

En la denuncia, Lorena Martins aseguró que Pedro Tomás Viale, alias “el Lauchón”, de 59 años, también agente de inteligencia, había sido contratado para asesinarla. Viale murió hace un mes en su chalé de la localidad de La Reja, partido de Moreno, al oeste del Gran Buenos Aires, durante un operativo antidroga en el que participó el Grupo Halcón de la Policía Bonaerense.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.