SOCIEDAD › DESDE AYER, COLORADO ES EL PRIMER ESTADO NORTEAMERICANO EN VENDER MARIHUANA PARA USO RECREATIVO

Día de debut para las tiendas cannábicas

Los locales regulados están en Denver, capital de ese estado. La norma fue aprobada por referéndum en 2012.

El estado de Colorado se convirtió ayer en el primero de los Estados Unidos en vender legalmente marihuana con fines recreativos en locales especialmente regulados, la mayoría de los cuales se encuentra en la ciudad de Denver, capital del distrito. En tanto, en ciudades como Aspen, Aurora y Boulder todavía no se ha implementado la norma, votada en un referéndum en noviembre de 2012. Otros 20 estados norteamericanos permiten la venta de marihuana a personas que cuentan con una prescripción médica para su consumo.

Fuera de Estados Unidos, Uruguay recientemente allanó el camino para la venta de marihuana con control estatal, pero está a meses de tener un sistema en marcha. Por otro lado, Holanda ha tenido una política de despenalización informal, permitiendo a los coffee shops de Amsterdam vender productos de cannabis a los clientes, pero la distribución de la droga hasta esos negocios sigue siendo ilegal.

La medida que se puso en marcha ayer en Colorado es el resultado de la Enmienda 64, aprobada por voto popular en noviembre de 2012, que legalizó la posesión y uso de pequeñas cantidades de marihuana (hasta 28 gramos) para uso no médico entre mayores de 21 años, mientras que los residentes de otros estados podrán comprar 7 gramos.

La norma establece un impuesto del 25 por ciento por la venta de esa sustancia y permite que cada persona cultive hasta seis plantas, con un límite de 12 por familia. Prohíbe, no obstante, el consumo de marihuana en lugares públicos.

Durante 2014 y 2015 sólo los dispensarios de marihuana medicinal podrán vender la versión recreativa y, a partir de 2016, se concederán licencias a cualquier centro o comercio que cumpla con los requisitos establecidos en la ley.

Denver, capital de Colorado, es la primera ciudad que habilitó comercios de expendio de marihuana con fines recreativos, mientras otras localidades como Aspen o Aurora todavía no han implementado la norma.

La primera compra legal de marihuana con fines recreativos la realizó ayer el veterano de la guerra en Irak Sean Azzariti, quien presionó por un cambio en la legislación del estado.

“Realmente creemos que estamos trazando un camino a seguir para el resto del mundo”, dijo Mason Tvert, director de comunicaciones del Marijuana Policy Project, en una conferencia de prensa previa al inicio de las ventas.

La medida, que entró en vigor hoy, es el resultado de un largo proceso que concluyó con un referendo en noviembre de 2012, que generó una enmienda constitucional que autoriza el uso recreativo, que fue aprobado en noviembre de 2013 con el 55 por ciento de los votos.

Philip Hand, de 23 años y residente en Denver, dijo que la ley atrajo la atención de empresarios que quieren hacer dinero. El joven, junto a Joshua Fink, de 38 años, fabrica los productos Incredibles, una serie de comestibles a base de marihuana, con sabores que van desde el coco hasta la pasta de maní. Sólo por la novedad, los operadores de las primeras tiendas de marihuana en Denver y algunas otras en otros lugares del estado anticipaban una gran demanda.

Para Michael Elliott, director de Medical Marijuana Industry Group (MMIG), la venta de marihuana recreativa no afectará la salud de los jóvenes ni provocará más accidentes de tránsito o delincuencia, sino que será beneficiosa “para la salud pública” porque propiciará que menos jóvenes consuman alcohol o se suiciden.

Por su parte, la Asociación Nacional de la Industria del Cannabis (NCIA), que este primer día del año inició lo que denominó la “primera venta mundial de marihuana recreativa y regulada para adultos” en un dispensario de Denver, impulsa la creación de “un ambiente social, económico y legal favorable para esa industria en Estados Unidos”.

Sin embargo, no todos comparten este optimismo, como es el caso de Fidel Montoya, líder de una alianza religiosa multicultural de Denver y miembro de una coalición que se opuso de manera infructuosa a la aprobación de la norma.

“Creo que estamos abriendo unas puertas demasiado amplias al legalizar la marihuana”, dijo Montoya, quien cree que “el dinero fácil compró a los funcionarios públicos”, en alusión a los 4 millones de dólares en impuestos que se calcula que recibirán las arcas de Denver con la puesta en marcha de esta ley.

Otros 20 estados norteamericanos permiten la venta de marihuana a personas que cuentan con una prescripción médica para su consumo. El estado de Washington seguirá los pasos a Colorado a mediados de 2014, ya que también aprobó la legalización de la marihuana mediante voto popular.

Compartir: 

Twitter
 

Durante 2014 y 2015 sólo los dispensarios de marihuana medicinal podrán vender la versión recreativa.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared