SOCIEDAD › CRECEN LAS PROTESTAS DE PADRES Y DOCENTES CONTRA LAS AULAS CONTAINER

“Hay escuelas con vacantes y no se usan”

Un grupo de padres intentó frenar la construcción de las “aulas modulares” en un colegio de La Boca. Ya había sucedido en otras escuelas, la semana pasada. Llaman a una marcha para mañana, cuando sesione la Legislatura por la falta de vacantes.

A dieciséis días de que comiencen las clases en la Ciudad, la multisectorial formada por padres, docentes, legisladores y dirigentes sindicales resolvió convocar una manifestación para apoyar la sesión especial del 26 de febrero, en la que la Legislatura tratará la falta de vacantes en las escuelas y los problemas del sistema de inscripción online. En el encuentro de la multisectorial, además, algunos padres denunciaron que el Gobierno de la Ciudad “intenta imponer a las familias vacantes que nunca aceptaron”. Por otra parte, mientras que el juez Osvaldo Otheguy intimó al Gobierno de la Ciudad a cumplir “con la regularización de la inscripción” en tres días en lo que respecta a los chicos sin vacantes de primaria y secundaria y a indicar “cuántas son las vacantes disponibles y cuántas las asignadas” en nivel inicial, so pena de aplicar una multa, el subsecretario de Educación porteño, Carlos Regazzoni, mostró aulas “modulares” en el Polo Educativo Casa Amarilla y dijo que son “de excelencia”. Horas antes, en el mismo lugar, padres y madres habían protestado e intentado impedir la instalación de aulas container, por pequeñas y no suficientemente equipadas.

La reunión de la multisectorial Ningún Niño sin Escuela Pública se realizó por la tarde en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, donde se congregaron más de 200 personas. “Quedó claro el rechazo de la multisectorial a las construcciones precarias como las que insiste en usar el gobierno. Acordamos que de lo que hay que hablar es de usar lugares existentes en las escuelas, por empezar, porque hay escuelas que tienen vacantes y no se usan. Y además, hay propiedades ociosas del Gobierno de la Ciudad que se podrían usar para actividades escolares”, contó Ernesto Golomb, de Familias por la Educación Pública, que integra también la multisectorial.

En el encuentro de ayer también fueron varios los padres que compartieron una experiencia reciente, por la cual, dijo Golomb, “el Ministerio de Educación intenta imponer a las familias unas vacantes”. Desde el ministerio de Esteban Bullrich, contaron, “mandan un correo electrónico diciendo que esa familia aceptó una vacante tal. Pero esa familia jamás lo hizo. Alguien que vive en Congreso y trabaja en el microcentro, ¿cómo va a aceptar una vacante para sala de 5 en Villa Lugano?”, ejemplificó Golomb. Ese caso, agregó, fue sólo uno de muchos similares. “Aunque esa persona pudiera llevar a su hija hasta allá, no puso esa escuela como opción y jamás dijo que la aceptaba. Se lo están imponiendo.”

Por otra parte, además de a la marcha para acompañar la sesión especial que habrá en la Legislatura porteña el 26 de febrero, la multisectorial también convocó a un abrazo simbólico al Normal 9 (Callao al 400) para hoy a las 11, para rechazar las aulas container, y al festival familiar Unidos por la Escuela Pública para el domingo por la tarde, en un lugar a confirmar.

El juez Osvaldo Otheguy, a quien el defensor general Mario Kestelboim había pedido un amparo por el sistema de inscripción online y la falta de vacantes, resolvió intimar al Gobierno de la Ciudad a cumplir “con la regularización de la inscripción” en lo que respecta a los chicos sin vacantes de primaria y secundaria y a indicar “cuántas son las vacantes disponibles y cuántas las asignadas” en nivel inicial, so pena de aplicar una multa al Estado local. El Ejecutivo porteño dispone de tres días para ello. El asesor tutelar Gustavo Moreno señaló a este diario que esa respuesta “no es lo que esperaba el ministerio público tutelar”. “Esperábamos que tomara una resolución que tuviera que ver con los funcionarios, pero no, se refiere al Estado y de manera general. La responsabilidad es de los funcionarios que vienen actuando, y no se los compele a reaccionar. El juez no puede demorar más la situación a dos semanas del comienzo de las clases. Si responsabiliza al Estado, en definitiva nadie tiene la responsabilidad.”

Por la mañana, mientras Elena Liberatori, titular del Juzgado porteño Nº 4, recorría las instalaciones del Bernasconi, donde la semana pasada había ordenado suspender la construcción de aulas en pasillos y áreas de evacuación, en La Boca un grupo de padres realizó una protesta contra las aulas container. La protesta en el jardín Nº 7 Casa Amarilla precedió en algunas horas a la visita del subsecretario de Educación porteño, Carlos Regazzoni. El funcionario exhibió algunas de las “aulas modulares”, a las que definió como “de excelencia”, porque “tienen todas las comodidades, son espaciosas y cumplen con todos los reglamentos constructivos y de seguridad”. Regazzoni declaró que “la protesta está excesivamente politizada. Se habló sin saber, se ha dicho que eran aulas container y eso es absolutamente erróneo”. “Hay mucha política detrás, que se está oponiendo a que el Gobierno de la Ciudad haga lo que queremos hacer”, agregó.

Compartir: 

Twitter
 

Por la mañana, hubo una protesta por las aulas “modulares” en el Polo Educativo Casa Amarilla.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.