SOCIEDAD › POR QUE SE PRODUCE LA MUERTE SUBITA Y QUE DEBE TENERSE EN CUENTA

Claves para reducir riesgos

Tras la muerte del adolescente de 14 años en una clase de gimnasia, expertos explican las causas y la prevención posible de esos casos. Para los chicos que hagan deporte, sugieren que el examen médico previo incluya, a partir de la pubertad, un electro.

 Por Pedro Lipcovich

Miocardiopatía hipertrófica: esta enfermedad, detectada en la autopsia del adolescente que murió anteayer en clase de educación física en el Club de Amigos, tiene origen genético pero suele manifestarse en la adolescencia, y es una de las causas reconocidas de muerte súbita en esa etapa de la vida. Desde la Sociedad de Pediatría sugieren que, para los chicos que van a hacer deporte, el examen médico previo incluya, a partir de la pubertad, un electrocardiograma. También es importante que los profesores de educación física no sobreexijan a los chicos y que impidan la actividad a los que se presenten sin dormir y habiendo consumido alcohol. De todos modos, resta un porcentaje de riesgo impredecible, pero ese temor no debe impedir que los chicos hagan ejercicio, ya que, destacan los pediatras, mayor es el riesgo por inactividad física. Entre los atletas –como el maratonista que murió el lunes en Córdoba–, la causa principal es también la miocardiopatía hipertrófica. En cuanto a los adultos en general, deben chequearse antes de anotarse en carreras, por riesgos como el infarto. Y muchas vidas se salvarán cuando se generalicen los desfibriladores en lugares públicos.

“Hay enfermedades que el paciente tiene desde su nacimiento pero que sólo se manifiestan más tarde –explicó Ana Salvati, vicepresidenta de la Fundación Cardiológica Argentina–: es el caso de la miocardiopatía hipertrófica, un engrosamiento anormal de las paredes del corazón, que se transmite genéticamente pero puede aparecer a partir de la pubertad. A veces, su primera manifestación es la muerte súbita.”

María Guinot –asesora del comité de Actividad Física y Deporte de la Sociedad Argentina de Pediatría– señaló que “en el examen médico para el ‘apto físico’ es importante que los padres refieran si hubo casos de muerte súbita en la familia, ya que en tal caso el médico pedirá pruebas adicionales; el médico debe estar bien entrenado porque en las familias puede haber negación de esos antecedentes”. Además, “recomendamos hacer un electrocardiograma a los chicos que ya han pasado el desa-rrollo puberal, porque entonces pueden detectarse defectos cardíacos que antes no aparecen”.

“También es importante que los chicos no excedan el límite de actividad física correspondiente a su grado de madurez cardiovascular y pulmonar. Por ejemplo, antes a los chicos de escuela primaria se les hacía el Test de Cooper, que consiste en hacerles correr 12 minutos: no se hace más porque suelen no estar maduros como para hacerlo. Los chicos espontáneamente no exceden su límite de riesgo: uno ve que corren, paran, vuelven a correr. En el entrenamiento hay que respetar ese límite. En el fútbol, debería suprimirse la práctica de que los de categorías infantiles jueguen en la cancha de 11 jugadores. Y cada chico debe participar en la categoría correspondiente a su edad, no hacerlo en una categoría superior aunque juegue bien”, agregó Guinot.

Además, el profesor de educación física “no debe permitirle la actividad al adolescente que muestre indicios de que está sin dormir y consumió alcohol”, advirtió Guinot, y señaló que “con estas precauciones, el riesgo se reduce a niveles bajísimos, pero no cae a cero. Y los chicos no por eso deben dejar la educación física, porque son peores los riesgos de la i-nactividad; la obesidad infantil crece cada vez más”.

En cuanto a los adultos deportistas, el caso de Ezequiel Ponce, que murió luego de haber ganado el medio maratón en Córdoba, no es inédito. “En atletas menores de 35 años la causa más frecuente de muerte súbita es la miocardiopatía hipertrófica”, señalan Pablo Senatra, Mariano Luna y Adolfo Gambarte –de las Sociedades de Cardiología de Cuyo– en el trabajo “Muerte súbita en atletas jóvenes”. Y advierten que “la identificación de pacientes de riesgo es difícil, por el curso silencioso de la patología y la similitud entre el corazón de atleta y esa miocardiopatía”.

También están, claro, los que sin ser atletas se anotan para correr: “Es fundamental el chequeo médico previo. Muchas personas se anotan en carreras superiores a las que están en condiciones de afrontar. Correr varios kilómetros es un esfuerzo intenso que tiende a provocar trastornos metabólicos, deshidratación, cambios en la acidez de la sangre, que predisponen a alteraciones en el ritmo cardíaco o en la irrigación coronaria, en personas que, quizá sin saberlo, tienen problemas en estas arterias. No es infrecuente que en esas carreras haya muertes súbitas, infartos o desmayos prolongados”.

Ayer se conocieron los resultados de la autopsia a Beltrán Bombau, el alumno de 14 años del Colegio Palermo Chico que murió durante la clase de gimnasia en el Club de Amigos: se encontró “cardiopatía hipertrófica”, “anomalía de ostium coronario” y “congestión y edema pulmonar”.

Compartir: 

Twitter
 

El adolescente era alumno del Colegio Palermo Chico, en la calle Thames al 2000.
Imagen: Arnaldo Pampillon
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.