SOCIEDAD › UNA FUGA DE GAS EN CORDOBA PROVOCO UN FUEGO GIGANTESCO Y AFECTO UNA CENTRAL ELECTRICA PROVINCIAL. UN MUERTO

Tragedia por la explosión de un gasoducto

El estallido ocurrió por un escape de TGN en el noroeste cordobés. Varias ciudades y parte de la capital, sin luz. Tres heridos.

Una persona murió calcinada y otras tres resultaron con heridas de distinta gravedad por la explosión de un gasoducto de Transportadora de Gas del Norte (TGN) en Pilar, al nordeste de Córdoba. En un comunicado, la firma TGN explicó que la explosión sobrevino tras “una fuga de gas seguida de fuego en el ramal Troncal del Gasoducto Norte de TGN, a la altura del cruce con la Ruta Provincial 13, en inmediaciones de la Central Térmica EPEC”, la planta de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba que forma parte de la central eléctrica Bicentenario. Los 90 operarios que se encontraban en el lugar al momento del estallido fueron evacuados ilesos; la víctima fatal y los heridos eran personas que circulaban por la ruta, a cuya vera sucedió el siniestro, en el momento preciso en que comenzó el fuego. La explosión generó llamas de 50 metros de altura y registros de calor de hasta 1000 grados, lo que también activó el sistema de seguridad de la central eléctrica y provocó el inmediato corte de suministro en cinco localidades cercanas a la central y en parte de la capital provincial, que a lo largo del día fueron volviendo a ser reabastecidas. A última hora de ayer, aunque controlado y de menor cuantía, el fuego continuaba, porque restaba todavía que se quemara parte del gas fugado.

Por la tarde, el gobernador provincial, José Manuel de la Sota, recorrió la zona de la explosión y se reunió con el intendente de Pilar, Diego Bechis, funcionarios provinciales, personal de la EPEC, de Defensa Civil y de bomberos que trabajaban en el lugar.

La explosión tronó a las 10 de la mañana en el departamento de Río Segundo. Habitantes de Pilar, la localidad distante cinco kilómetros de la central Bicentenario, dijeron que, primero, se sucedieron tres explosiones pequeñas; luego, se produjo la llamarada. En la planta de EPEC, que para funcionar requiere del suministro de gas a alta presión, los 90 operarios que cumplían su turno fueron evacuados ilesos. Las llamas estallaron a la vera de la Ruta Provincial 13, por la que transitaban tres vehículos, cada uno a distancias diferentes del lugar del siniestro. La Toyota Hilux que manejaba Daniel Ruiz Luque (h), productor agropecuario oriundo de Villa Allende, pasó ante el gasoducto en el preciso momento en que estalló la gran explosión. Horas después, con el fuego controlado, cuando el calor comenzó a amainar, personal policial y de bomberos dieron con sus restos en lo que quedó del vehículo. Bajo la carcaza carbonizada de la camioneta, el asfalto estaba derretido, al igual que las ruedas.

El fiscal de Río Segundo, Cristian Griffi, informó que “peritos de policía judicial y de bomberos encontraron esta tarde (por ayer) restos óseos en el interior de una camioneta Toyota Hilux, que resultó calcinada al ser alcanzada por la explosión”. El vocero de Defensa Civil, Diego Concha, explicó que se había logrado identificar el número de chasis y el de motor de la camioneta y que, asombrosamente, “se habían encontrado restos de un celular”. Ruiz Luque era padre de tres hijos, y tenía un campo en Capilla de Sitón; cuando pasó por las inmediaciones del gasoducto regresaba a la finca luego de haber ido hasta Oncativo a comprar una correa para una cosechadora. “No quedó nada”, dijo su hermano a medios locales. La familia es conocida en la zona rural porque el padre de Ruiz Luque había fundado el movimiento Crea, la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola, de la que también formaba parte su hijo fallecido.

Las autoridades provinciales informaron que otras tres personas resultaron con quemaduras de distintos grados de gravedad, y hasta anoche permanecían hospitalizadas. La herida más comprometida es la de una docente de 51 años, María López, quien fue alcanzada por el fuego cuando pasaba por el lugar a bordo de un automóvil Chevrolet Corsa. López sufrió quemaduras en el 33 por ciento del cuerpo. Voceros policiales detallaron que el auto, al ser alcanzado por la onda expansiva de la explosión, se prendió fuego. El director del Hospital Córdoba, Germán Llancamán, precisó que López “tiene un 33 por ciento de su superficie corporal quemada, sin compromiso de vía aérea”, por lo que “debe ser tratada como paciente de categoría gran quemado” y fue derivada a cuidados intensivos. En su caso, el fuego directo “alcanzó los miembros inferiores, pies, glúteos, dorso, entrepierna y parte de la espalda”. Anoche, López permanecía “con pronóstico reservado”. Sobre los demás heridos, las autoridades no brindaron detalles, a excepción de que uno de ellos era un niño de 3 años que fue dado de alta prontamente del hospital Teresa de Calcuta.

Cuatro unidades de bomberos acudieron al lugar para controlar el fuego. Aunque las válvulas que controlan el paso del gas fueron cerradas en cuanto se produjo el siniestro, anoche las llamas continuaban. Los bomberos explicaron que se trataba de algo normal dadas las circunstancias, porque restaba todavía que se agotara el gas presente en las cañerías. La presión del gas “no baja de golpe, sino que lo hace en forma paulatina, y de igual manera lo hace el fuego”, señalaron fuentes de la fuerza.

A última hora de ayer, el ingeniero Osvaldo Simone, presidente de EPEC, confirmó que el servicio eléctrico había sido restablecido durante la jornada a la capital provincial y a las cinco localidades cercanas afectadas, Río Segundo, Costa Sacate, Toledo, Lozada y Pilar. El suministro fue normalizado en el día, explicó en entrevista con Cadena 3, porque “la central termoeléctrica no ha sufrido ningún daño”. “El incidente estuvo sobre un gasoducto troncal, que trae gas natural desde el norte del país y que sigue a otras partes de Argentina. Pasa por la central en un espacio cedido para eso, es responsable TGN. La central no tuvo ninguna afectación, ni siquiera en las estaciones reductoras de gas contiguas a ese gasoducto”, dijo Simone. Los cortes de la provisión de energía eléctrica, explicó, se produjeron porque el estallido activó un sistema de seguridad. “Automáticamente, las llamas producidas justo debajo de las líneas de alta tensión produjeron el mismo fenómeno de un cortocircuito eléctrico, y automáticamente, por protección, esas dos líneas salen de servicio. Automáticamente, también, por el incendio y por la falta de provisión de gas sale de servicio la propia central, porque actúan las protecciones eléctricas. Eso sacó de servicio una vasta porción encadenada de suministro de energía” en Córdoba, señaló.

En un comunicado dirigido a la Comisión Nacional de Valores poco después de conocido el estallido pero antes de que trascendiera la muerte de Ruiz Luque, la empresa TGN explicó que la explosión se había debido a “una fuga de gas”, y que la firma lamentaba “profundamente que como consecuencia de este hecho se hayan verificado siete heridos de distinta consideración”. “A raíz del hecho se cortó la provisión de gas involucrando en esta acción a aproximadamente 14.000 clientes de Pilar, Río Segundo y localidades vecinas. Una vez controlado el fuego se iniciarán las tareas de reparación del gasoducto y rehabilitación del servicio”, añadió el texto, que lleva la firma de Marcelo Brichetto, responsable de Relaciones con el Mercado. “TGN está actuando conjuntamente con la intendencia de Pilar, Bomberos Voluntarios, la distribuidora local y todas las fuerzas civiles”, aseguró el comunicado.

Compartir: 

Twitter
 

Las llamas alcanzaron los treinta metros de altura y anoche seguía habiendo fuego, aunque ya controlado por los bomberos.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared