SOCIEDAD › SUSPENDEN EL RASTRILLAJE MARíTIMO EN BRASIL POR LOS CUATRO NAVEGANTES ARGENTINOS

Final para la búsqueda de los náufragos

Las autoridades brasileñas suspendieron la “búsqueda activa” del velero Tunante II. Familiares de los desaparecidos reclaman que se continúe con el operativo. El Ministerio de Defensa argentino dijo que mantiene una corbeta allí a la espera de algún indicio.

La búsqueda activa de los cuatro argentinos que naufragaron a bordo del velero Tunante II, frente a las costas brasileñas de Rio Grande Do Sul a fines de agosto, fue suspendida oficialmente luego de 20 días. La Marina de Brasil, encargada del operativo, tomó la decisión sobre la base del protocolo internacional de búsquedas. Los parientes de los desaparecidos exigieron la reanudación del operativo, al considerar que no se agotaron todas las instancias de búsqueda y que existen indicios de que la embarcación podría estar a la deriva con sus tripulantes vivos.

El domingo por la tarde, luego de 20 días de búsqueda ininterrumpida y habiéndose cumplido varios factores establecidos en el Manual Internacional de Búsqueda y Salvamento como búsqueda infructuosa, el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Brasil (MRCC) determinó suspender la búsqueda activa del velero Tunante II, en el que navegaban los argentinos Jorge Benozzi, Alejandro Vernero, Horacio Morales y Mauro Capuccio, cuando fueron sorprendidos por un temporal a unos 400 kilómetros del estado de Rio Grande Del Sur el 26 de agosto pasado.

Pese a la decisión adoptada por las autoridades brasileñas, en Argentina, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, instruyó a la Armada a mantener alistadas corbetas en las Bases Navales Puerto Belgrano y Mar del Plata a disposición del centro de Salvamento Marítimo brasileño, para el caso en que se decida reanudar la búsqueda. También se informó que la corbeta Rosales de la Armada Argentina continuará navegando en aguas brasileñas a la espera de cualquier indicio que pueda surgir para localizar el velero.

“La Armada Argentina, autoridad nacional de Búsqueda y Salvamento Marítimo, junto a la Marina y Fuerza Aérea de Brasil destinaron recursos humanos y medios materiales al esfuerzo de búsqueda ininterrumpida de los argentinos”, señaló mediante un comunicado el Ministerio de Defensa. “Para ello se emplearon tres buques y tres aeronaves de exploración de Brasil, y tres buques y un avión P3 Orión por parte de la Armada Argentina, con un total de 557.200 km2 de área marítima patrullada y 170 horas de vuelo”, agregó.

La Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate Marítimo de Puerto Belgrano, indicó la cartera de Defensa, “mantiene comunicación permanente con familiares de los tripulantes y con la oficina SAR (Search & Rescue, equipo de búsqueda y rescate, según sus siglas en inglés) de Rio Grande Do Sul ante cualquier novedad que pueda ocurrir”.

“Ayer, la Quinta Región Naval confirmó que se encuentra suspendida la búsqueda. Esto no quiere decir que se haya cancelado, sino que los medios dispuestos para la búsqueda quedan en stand by hasta la aparición de nuevos indicios”, señaló el cónsul argentino en Porto Alegre, Carlos García Baltar.

El jefe de prensa de la Armada, capitán de fragata Enrique Balbi, sostuvo ayer que “Brasil mandó a la tarde una gacetilla por mail avisando oficialmente que suspendía la búsqueda activa del velero”. “Cuando sucede un hecho de este tipo la responsabilidad queda en manos del país donde ocurre. En esta oportunidad y por tratarse de tripulantes argentinos se nos permitió colaborar en el operativo, pero la decisión queda en manos de ellos”, explicó.

“Continúan con la búsqueda pasiva, por lo que los navegantes de la zona están alertados y deben avisar a un centro coordinador ante cualquier hallazgo”, detalló Balbi. Además, manifestó que “si hay algún indicio se renueva la búsqueda activa, por lo que hay que tener los medios alistados”.

La decisión de las autoridades brasileñas no fue bien recibida por los familiares de los desaparecidos, quienes reclamaron que se reanude la búsqueda. “Nos sorprende mucho la decisión de la marina brasileña de suspender la búsqueda del Tunante, porque hay indicios de que pueden estar con vida, como la falta de restos ni nada que indique que el barco naufragó”, sostuvo Luana Morales, hija de Horacio, uno de los tripulantes desaparecidos.

“Contamos con la ayuda de un sitio de Internet que publica imágenes satelitales de gente que encuentra cosas y las sube, y en la última actualización del 10 de septiembre apareció una embarcación parecida al Tunante, por lo que entregamos el material a las autoridades y nunca lo analizaron”, afirmó la joven.

En la misma línea, Nicolás Vernero, hijo Alejandro, el cardiólogo de 62 años que iba en la embarcación, afirmó que “hay esperanza de vida porque fueron sacadas imágenes satelitales de veleros que no fueron rastrillados con los aviones” y “no se encontró ningún resto del velero o algo que indicaría que se hubiese hundido”.

Isabel, nuera de Alejandro, remarcó que “otro indicio que nos hace mantener la esperanza es que desde la empresa de teléfono satelital Inmarsat nos informaron que 48 horas después de que se perdió el contacto con el velero, los teléfonos seguían emitiendo señal”. “La misma Marina brasileña nos había dicho que mientras hubiera una esperanza de vida iba a continuar la búsqueda”, contó.

A través de Facebook, los familiares están juntando firmas con el objetivo de que las autoridades retomen el operativo de búsqueda y lo declaren de carácter internacional para que otros países puedan colaborar. Hoy, de 10 a 13, se reunirán en la plaza San Martín, en Retiro, para seguir sumando apoyos.

Compartir: 

Twitter
 

La corbeta argentina ARA Rosales permanecerá en aguas brasileñas por si surge algún indicio.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.