SOCIEDAD › LLUVIAS, VIENTOS Y 800 EVACUADOS EN ENSENADA, QUILMES Y PILAR

La persistencia del agua

Intensas lluvias azotaron especialmente el territorio bonaerense. La sudestada provocó la crecida del Río de la Plata. En Ensenada hubo 350 evacuados, 300 en Pilar y 150 en Quilmes. El río Luján bajó, pero las lluvias mantuvieron evacuadas a 250 personas.

Las intensas lluvias que azotaron ayer la provincia de Buenos Aires dejaron al menos un millar de personas evacuadas a causa de la crecida de ríos y arroyos. La sudestada que provocó la crecida del Río de la Plata hizo que unas 350 personas abandonaran sus viviendas en Ensenada, 300 fueran evacuadas en Pilar y alrededor de 150 en Quilmes. Las localidades de Tigre, San Fernando y La Matanza también se vieron afectadas. El río Luján experimentó un descenso de su nivel, aunque ayer hubo precipitaciones en la zona y aún permanecían evacuados unos 250 vecinos. Mientras tanto, una nevada intensa sorprendió durante todo el fin de semana a la ciudad rionegrina de San Carlos de Bariloche, donde se acumularon más de cinco centímetros en el casco urbano.

La importante sudestada hizo que, a la altura de Ensenada, el Río de la Plata superara los 3 metros, anegando las calles e ingresando a las viviendas. El secretario de Desarrollo Social de Ensenada, Carlos Pocai, explicó que, desde las primeras horas de la mañana de ayer, “vehículos municipales recorrieron las calles y trasladaron a 300 personas que vivían en la zona ribereña de Punta Lara a domicilios de familiares o conocidos, como prevención ante la crecida del río”.

Otras “50 personas permanecen alojadas en las dependencias de Casa de Día, 10 adultos junto a su niños, quienes fueron trasladados en las últimas horas para brindarles una mayor contención por parte del equipo municipal”, detalló el funcionario.

El jefe de bomberos de Quilmes, Raúl Pavón, reveló que unas 150 personas fueron evacuadas ayer en la ciudad, luego de la crecida del río. Las familias afectadas fueron alojadas en el Centro de Evacuados que funciona en el Centro Integrador Comunitario Santo Domingo.

A pesar de la persistencia de las lluvias desde el miércoles, en Luján el cauce del río homónimo experimentó un descenso, después de alcanzar su pico máximo el jueves pasado con 5,32 metros de altura. “A las 9, la altura del río Luján era de 3,45 metros y en bajante. El río ya bajó 1,87 metros con relación al pico máximo del jueves último”, señalaron desde los bomberos voluntarios de Luján.

Por su parte, Mariano Bello, coordinador voluntario de la Cruz Roja Argentina filial Luján indicó que, si bien los vecinos autoevacuados de la zona del casco urbano iniciaron el retorno a sus hogares, “en toda la ciudad quedan unos 250 evacuados. Aquí, en el centro del Polideportivo municipal, tenemos esta mañana 109 personas, que permanecen sin poder regresar a sus hogares”.

Los barrios más afectados por el agua continuaban siendo, hasta ayer, Padre Carlos Varela, San Fermín, La Loma, El Quinto y El Ceibo. Ayer al mediodía, amigos y familiares enterraron el cuerpo de Nahuel Reyes, el chico de 14 años que fue hallado sin vida el sábado en las aguas del canal Jáuregui, luego de que la tormenta lo arrastrara el último jueves.

Julio Zamora, intendente de Tigre, aseguró que el río Luján estaba ayer en 2,75 metros y continuaba con la tendencia creciente, y reveló que “alrededor de las 3 de la madrugada” de hoy se espera “el pico máximo de la crecida” en la zona. Además, precisó que ayer había “unos 60 evacuados”, aunque “ya estaban volviendo” a sus viviendas.

En tanto, en Pilar, el desborde del río Luján y la inundación de vastos territorios en el partido hicieron que el intendente Humberto Zúccaro decretara la emergencia hídrica en el distrito. En la zona, la cantidad de evacuados superó las 300 personas.

Entre tanto, una nevada intensa cayó en San Carlos de Bariloche. La caída de copos de nieve comenzó en la madrugada del sábado, lo que cubrió de blanco la cumbre de las montañas y los techos de varias casas. Ayer continuó, aunque más leve.

Con una imagen que es habitual para el invierno, los barilochenses se encontraron ayer por la mañana con unos 5 centímetros de nieve en el centro y más de 20 centímetros acumulados en las zonas más altas de la ciudad.

Ante esta situación, la organización de las Fiestas de las Colectividades suspendió el inicio del festival en el predio del Club Danés de Dina Huapi. Según los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional, hoy comenzará a mejorar el clima con una temperatura máxima de 6 grados.

Pasado el mediodía de ayer, el Servicio Meteorológico emitió una nueva alerta por “vientos persistentes del sector este con ráfagas” para la zona de cobertura delimitada por “sudeste, centro y norte de la provincia de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Río de la Plata y zonas costeras, delta del Río Paraná”.

Según el organismo nacional, “se estima que los vientos del sudeste se mantengan persistentes con velocidades entre los 45 y 70 kilómetros por hora con ráfagas, previéndose las mayores velocidades sobre el Río de la Plata exterior, cambiando al este el día lunes”.

También estimó que el cielo se mantendrá “con abundante nubosidad a lo largo de todo el período, con la probabilidad de precipitaciones con períodos de mejoramientos temporarios”.

Compartir: 

Twitter
 

La sudestada impactó fuertemente en el Río de la Plata, que avanzó en la costa de Quilmes y Ensenada.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.