SOCIEDAD › EN 2014 HUBO SIETE CRIMENES MOTIVADOS POR LA ORIENTACION SEXUAL DE LA VICTIMA

Las estadísticas del odio

El informe sobre “crímenes de odio” presentado por la CHA muestra que el año pasado los asesinatos de personas gays se redujeron respecto del anterior, pero aumentaron los de personas trans. Las víctimas fatales fueron dos personas gays y cinco trans.

Ana Oberlin, César Cigliutti y Pedro Mouratian, en la presentación del informe.
Imagen: Télam.

Los asesinatos de personas gays se redujeron en el último año respecto del anterior, aunque aumentaron los de personas trans. Así lo reveló el Informe Anual de Crímenes de Odio elaborado por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), que destacó que la visibilidad que brinda el reporte “permite exigir justicia para poner fin a la discriminación y la violencia”. Uno de los casos emblemáticos mencionados es el de una travesti que murió detenida en la ex comisaría 13ª de la ciudad de Córdoba, causa que la Justicia archivó como “muerte natural”.

“En el año 2014, de los casos documentados por los medios, se han asesinado a siete personas de nuestra comunidad, dos personas gays y cinco personas trans. En 2013 fueron cinco, tres personas gays y dos personas travestis. En comparación con el informe anterior existe una reducción en los asesinatos de las personas gay y un aumento de más del doble de las personas trans”, afirmó César Cigliutti, presidente de la CHA, en la presentación del informe.

Los asesinatos por orientación sexual e identidad de género que documentó el informe 2014 son los siguientes:

- Aldana Palacios, 50 años (asesinada el 22 de abril de 2014): residía en Resistencia, Chaco. Hallada boca abajo, tenía la ropa baja, fuertes golpes en la cabeza y un corte a la altura de la cara.

- Omar Montalat, 45 años (13 de julio): encontrado degollado en una zanja del ex predio de los talleres ferroviarios de Santos Lugares. Además presentaba tres puñaladas en la espalda y remoción del globo ocular.

- Marita Ordóñez, 36 años (6 de noviembre): asesinada a golpes en un descampado de Mar del Plata, entre las avenidas Arturo Allio y Juan B. Justo. La familia había denunciado su desaparición en la comisaría 11ª.

- Romina Carrizo, 55 años (25 de noviembre): la hallaron enterrada y asesinada a puñaladas en una vivienda de la localidad bonaerense de Manzanares, partido de Pilar. Por el crimen detuvieron a un joven con quien convivía.

- Pamela Montero, 24 años (3 de diciembre): fue encontrada al costado del kilómetro 723 de la Ruta Nacional 34, en las afueras de la ciudad santiagueña de La Banda. Tenía laceraciones y golpes en el cuerpo no compatibles con un siniestro vial.

- Dardo Cwlina, 26 años (13 de diciembre): los investigadores pudieron determinar que fue castrado aún con vida y degollado; luego fue descuartizado, incinerado y sus restos enterrados en un basural de Formosa.

- Gimena Alvarez, 31 años (24 de diciembre): en un hecho que se presumió accidental, fue hallada en estado desesperante en el interior del canal de la Esteco, Salta. Presentaba gravísimos traumatismos en la zona torácica, además de lesiones en su rostro y su cabeza.

El acto de presentación del informe se hizo en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y participaron el interventor del Inadi, Pedro Mouratian, y la directora de Asuntos Jurídicos de esa Secretaría, Ana Oberlin.

Desde 1993, la CHA realiza todos los años el reporte sobre casos de discriminación por orientación sexual e identidad y expresión de género. La denominación “crímenes de odio” se adoptó desde el trabajo que hizo Amnistía Internacional (AI) en 2001.

Con el objetivo de romper con viejos paradigmas de exclusión y estigmatización, “los Estados deben llevar adelante políticas públicas Lgtbi, en los ámbitos nacionales, provinciales y municipales, para garantizar la inclusión y una ciudadanía plena a toda la sociedad, en articulación con los organismos no gubernamentales”, resaltó Cigliutti.

Al respecto, con el objetivo de “educar a la Justicia en la diversidad”, el Ministerio Público Fiscal de la Nación y la CHA realizaron en mayo pasado el primer curso de capacitación y formación sobre crímenes de odio. Organizado por la Dirección Fiscal de Capacitación Estratégica del Organismo y desarrollado en la Escuela del Servicio de Justicia (ESJ), “el curso se hizo para todo el personal del ministerio público y representó un antecedente importante, no sólo porque era la primera vez que se hacía en el país, sino porque tanto fiscales como jueces que aparecen en los medios no tienen una formación debida en el tema de la orientación sexual y la identidad de género. Fue un paso fundamental para dar visibilidad a los asesinatos y crímenes de odio cometidos contra personas Lgtbi”, subrayó Cigliutti.

“La idea era romper con la invisibilidad y el silencio del Poder Judicial, que ha sido terrible, ya que los crímenes de odio están ligados con la impunidad. Por eso, el curso logró brindar herramientas para un tema tabú, y se lo trató desde un lugar de compromiso y sensibilización”, acotó Pedro Paradiso Sottile, secretario y coordinador del Area Jurídica de la CHA.

Uno de los casos paradigmáticos señalados fue el de Vanesa Ledesma, una travesti muerta bajo custodia en el Precinto 18 de la capital de Córdoba. Por la fecha en que sucedió, su caso será incluido en el informe del año próximo, pero igual fue mencionado ayer: ese asesinato fue cerrado por la Justicia como “muerte natural”. Desde la CHA se mantiene la denuncia como asesinato: “Vamos a seguir trabajando para que los crímenes de odio y cualquier expresión de discriminación por orientación sexual, identidad y expresión de género se transformen en la celebración de la diversidad”, concluyó Cigliutti.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.