SOCIEDAD › PRIVILEGIOS EN ROSARIO A UN VIOLADOR DETENIDO

El preso que iba a lo del comisario

Un preso condenado a 12 años de prisión por violar a su hijastra, y que cumplía la sentencia en la comisaría de la localidad santafesina de Chovet, fue denunciado por mantener visitas íntimas con su mujer en la casa del comisario y manejar el patrullero para hacer mandados, entre otros privilegios. En la casa del jefe policial también hacía trabajos de albañilería.

A raíz de las graves irregularidades detectadas, la Secretaría de Control de las Fuerzas de Seguridad de Santa Fe pasó a disponibilidad al comisario de Chovet, Sergio David, mientras que el convicto, Horacio Silva, fue trasladado a la cárcel de Melincué.

El caso se conoció tras la denuncia que hizo ante las autoridades José Juárez, el padre biológico de la niña violada por Silva cuando tenía entre 3 y 10 años. Por ese delito, la Justicia condenó al imputado a 12 años de prisión, los cuales primero cumplió en la cárcel de Melincué, pero más tarde, al sufrir agresiones de otros internos, fue trasladado a la comisaría de Chovet, a 30 kilómetros de Rosario.

Según Juárez, en la comisaría Silva “la pasaba bien, estaba de joda y asado con la policía, manejaba el patrullero (para hacer mandados) y tenía visitas íntimas con su mujer en la misma cama del comisario y no en la celda. La impunidad se apoderó de todos y él, riéndose de la menor arruinada para toda la vida, mi hija”.

El hombre contó que al visitar la comisaría de Chovet para verificar la situación “no estaban el detenido, ni la policía”. Luego dijo que “hubo pruebas como filmaciones y videos” y que “cuando llegó la DDI y Asuntos Internos de la Policía de Santa Fe, los agarró in fraganti”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.