SOCIEDAD › PEDIDO DE INFORMES A MARíA EUGENIA VIDAL TRAS EL CONFLICTO CON LA PAMPA

Un reclamo después de los palos

Durante Carnaval, la policía pampeana reprimió a vecinos bonaerenses que intentaban evitar que se cortara una ruta. El corte con máquinas intentaba desagotar el río Quinto hacia Buenos Aires. La gobernadora no hizo reclamo alguno y ahora el FpV pidió informes.

Por un serio conflicto interprovincial tras la inundación provocada por la crecida del río Quinto, un pedido de informes del bloque del Frente para la Victoria ingresó a la Legislatura bonaerense para reclamar a la gobernadora María Eugenia Vidal detalles del plan de emergencias diseñado por el gobierno de Buenos Aires ante la crecida del río Quinto. La iniciativa además repudia la represión ocurrida durante los feriados de Carnaval llevada a cabo por efectivos de seguridad de La Pampa a pobladores de General Villegas que pretendían impedir que una máquina retroexcavadora derive el cauce de agua de una provincia a otra. La CTA de Buenos Aires se sumó al repudio por la salvaje represión contra los vecinos autoconvocados. Finalmente, la Dirección Nacional de Hidráulica ordenó frenar las obras.

El gran caudal de agua que lleva el río Quinto desde el sur de Córdoba provocó una crisis hídrica y generó rispideces de un lado y otro del límite pampeano-bonaerense. Vecinos de las localidades de Villa Sauze y Sansinema, provincia de Buenos Aires, intentaron frenar el avance de una retroexcavadora que llegaba desde La Pampa para cortar el camino del Meridiano V, que hace las veces de dique de contención del río. La retroexcavadora pampeana buscaba abrir el camino para desagotar el río hacia el sector bonaerense. En el intento por salvaguardar sus casas del hasta ese momento potencial desagote del río, la gente interpuso sus vehículos para no dejar pasar camiones y la máquina vial. Ante esta decisión, los efectivos del Ministerio de Seguridad de la provincia de La Pampa, a cargo del polémico ex intendente de Santa Rosa, Juan Carlos Tierno, desataron una feroz represión con balas de goma y machetazos contra hombres, mujeres y niños allí apostados. Muchos resultaron heridos.

El diputado bonaerense del FpV Avelino Zurro reclamó a la gobernadora Vidal que informe sobre el plan de emergencias diseñado para enfrentar la crecida del río Quinto. Tras sobrevolar General Villegas para observar las zonas comprometidas por la crecida, el legislador afirmó: “Lo que apreciamos con nuestros propios ojos es una barbaridad, ya que efectivamente constatamos que una provincia le tira el agua a la otra”, al tiempo que reclamó saber cuáles fueron las obras hídricas programadas para la región y las medidas tomadas por autoridades pampeanas por la intromisión en Buenos Aires. Asimismo, Zurro exigió también a la gobernadora bonaerense que precise cuál fue el accionar de la policía pampeana la semana pasada, cuando los vecinos autoconvocados fueron reprimidos, ya que no se registraron reclamos de parte del gobierno bonaerense.

Al respecto, la CTA de la provincia de Buenos Aires condenó la “represión de la policía pampeana contra los vecinos de Rivadavia y General Villegas” cuando intentaban detener las máquinas viales que iban a romper una ruta para que el agua escurriera de La Pampa a territorio bonaerense. “Los manifestantes se concentraron durante las noches del 9 y 10 de febrero para exigir que se arbitren los medios necesarios para reparar y solucionar definitivamente la problemática de las inundaciones que provoca este río”. En ese contexto, Leticia Badino, secretaria general de CTA-Trenque Lauquen, aseveró que “al margen de las responsabilidades del conflicto interprovincial, que lleva décadas sin resolverse, las manifestaciones y preocupaciones del pueblo no pueden bajo ningún concepto ser enfrentadas con palos y balas”.

En principio, Hidráulica había habilitado que se rompiera la ruta nacional 188 para drenar el paso del agua acumulada, pero ante ello el intendente de Rivadavia realizó una denuncia federal por intromisión interprovincial. En diálogo con Página/12, Emilia de la Iglesia, una vecina de Villa Sauze, una de las localidades afectadas, valoró que “con Sansinema nos hayamos unido solidariamente para trabajar junto con los bomberos con palas para hacer salvaguardas y cargando bolsas para que el agua no llegue a nuestros pueblos. Ya nos pasó en 2001 y quedamos aislados”. Y concluyó con amargura e indignación: “Parece que se prefiere salvar a los poderosos sojeros de campos pampeanos antes que a nosotros, que somos gente humilde y trabajadora”.

Mientras efectivos de Gendarmería ayer tomaban posesión en General Villegas, la Dirección de Hidráulica ordenó detener los trabajos.

Compartir: 

Twitter
 

Los vecinos bonaerenses reclamaban contra el corte antes de que cayeran los uniformados pampeanos.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.