SOCIEDAD › UN ABOGADO QUE RESISTIó UN ASALTO EN LA CALLE MATó A UN CERRAJERO QUE PASABA POR EL LUGAR

Locura y muerte en pleno microcentro

El hecho ocurrió a las 9.20 en San Martín al 500. El abogado, un militar retirado vinculado con la investigación del triple crimen, disparó al menos cinco tiros. Uno de ellos dio en el cerrajero, que justo caminaba por allí. Murió en el acto. El victimario quedó detenido.

Un abogado y militar retirado vinculado a la investigación del Triple Crimen de General Rodríguez (ver aparte), mató de un disparo en la espalda a un cerrajero uruguayo de 56 años, al intentar resistirse a un asalto, en el microcentro porteño, hecho en el que nada tenía que ver la víctima. Al justificar su actitud –testigos dijeron que hizo al menos cinco disparos a las 9.20 en San Martín al 500–, el tirador sostuvo que dos hombres que iban en moto le robaron una mochila en la que llevaba “50 mil dólares y documentos”. En un video que está en poder de la Justicia y que fue difundido por varios medios, se ve el preciso momento en el que el cerrajero cae al piso, herido de muerte, instantes después de que los presuntos ladrones escapan de las balas disparadas por el justiciero. Mientras el abogado del victimario alegó “legítima defensa”, el caso fue caratulado por la Justicia como “homicidio simple con dolo eventual”.

En el video se ve a la víctima, el cerrajero Daniel Fernando De Negri Rodao, cuando cae sobre la vereda, mientras a unos 30 metros, desde el otro lado de la calle, se ve al tirador, Silvio Guillermo Martinero, de 45 años, con una pistola de su propiedad, una Glock calibre 40, en su mano derecha y un portafolios en la izquierda. Acto seguido, ante el estupor y el temor evidente de varios transeúntes, Martinero pasa corriendo sobre la calzada; cuando pasa al lado de su víctima, apenas aminora la corrida y sigue como si nada hubiera sucedido.

Sorprende la actitud de los testigos presenciales, porque casi ninguno se detiene a ver qué le pasó al cerrajero. Un hombre vestido con una remera a rayas, blancas y rojas, que estaba en la línea de tiro, visiblemente conmocionado, finalmente se va sin hacer nada. El único que reacciona es un joven que cruza la calle y grita pidiendo ayuda. Si se confirma que hubo al menos cinco disparos, la filmación, aportada por las cámaras de la Casa de Cambio y Agencia de Turismo Pasamar S.A., deja en claro que las víctimas pudieron ser más por tratarse de una zona muy transitada a esa hora de la mañana.

Las filmaciones fueron retiradas por agentes de la comisaría primera, que intervino en el hecho, y están en poder del juez Luis Zelaya, quien ordenó la detención de Martinero. Hoy será indagado en el Palacio de Tribunales. El titular del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), Alberto Crescenti, dijo que la ambulancia llegó al lugar seis minutos después del hecho, pero el cerrajero ya había fallecido. Crescenti confirmó que el hombre murió al recibir “un único disparo de arma de fuego en la región torácica”.

Al principio, la víctima fatal fue señalada como “cómplice de los delincuentes”, pero luego se aclaró que hubo “una confusión porque el propio abogado le dijo a los policías que el muerto estaba con los ladrones, pero eso es falso”. El informe policial precisó que el cerrajero, conocido en la zona, trabajaba en un local ubicado a pocos metros del lugar donde lo sorprendió el balazo mortal.

El abogado Leandro Rombolá, que dijo ser el representante legal de Martinero, sostuvo que su defendido le contó que fue abordado por los supuestos ladrones cuando llegaba a su oficina, sobre la calle San Martín. En ese momento “teme por su vida porque además de arrebatarle la mochila, le apoyan un arma en la cintura”. Rombolá consideró que se trató de un caso de “legítima defensa”.

El tránsito por San Martín, entre Lavalle y Tucumán, estuvo interrumpido por varias horas, al igual que la circulación de peatones, por los trabajos periciales realizados en toda la cuadra por agentes de la Unidad Criminalística Móvil y del cuerpo forense, que trasladaron el cuerpo hasta la Morgue Judicial.

Un compañero de trabajo y amigo del cerrajero asesinado dijo que el hombre iba a encontrarse con él y que se dio cuenta de lo que le había pasado cuando vio las fotos del herido en las redes sociales. “El era mi amigo y mi compañero. Trabajaba en la zona del microcentro desde hacía 30 años y también hacía trabajos para nosotros, de acá de la cerrajería”, contó.

El hombre, llamado Gabriel, que trabaja en la Cerrajería Integral Centro, precisó que iban a encontrarse “por un trabajo que teníamos que hacer. Cuando escuchamos disparos primero pensamos que eran cohetes, porque había una marcha, pero cuando empezaron a decir que había sido un asalto empecé a dudar y me llamó la atención que Daniel se demorara y no llegara”.

Gabriel señaló que cuando aparecieron las primeras imágenes del baleado, se dieron cuenta de quién era la víctima porque “Daniel tenía una manera particular de vestir, solía estar de negro, con esa campera y zapatillas. Ahí me di cuenta de que era él”. Al identificar a su amigo, Gabriel se dirigió de inmediato al lugar del hecho para corroborarlo y avisar a la familia de la víctima, que había nacido en la localidad uruguaya de El Pato, tenía pareja y tres hijos.

Compartir: 

Twitter
 

El tránsito por San Martín, entre Lavalle y Tucumán, estuvo interrumpido por varias horas.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.