DEPORTES › FUTBOL ARGENTINA VENCIó 2-0 A BOLIVIA Y SE METIó ENTRE LOS TRES PRIMEROS DE LAS ELIMINATORIAS

De la mano de Messi, ganó y gustó

El equipo de Gerardo Martino dejó claras en el rendimiento las diferencias de jerarquía con el conjunto visitante, en un partido cuyo trámite dominó de principio a fin. Si el resultado no fue mayor fue simplemente porque faltó precisión en la definición.

 Por Miguel Hein

En una noche en la que Messi mostró gran parte de su notable repertorio, Argentina le ganó 2-0 a Bolivia, en el Estadio Mario Kempes, en Córdoba. La victoria le permitió a la Selección llegar a los once puntos, ubicarse a dos de los punteros Ecuador y Uruguay y meterse entre los cuatro que accederán en forma directa al Mundial de Rusia.

Lo había dejado claro el técnico Baldivieso en los ensayos previos y también en las declaraciones: la prioridad de Bolivia pasaría por cerrarle los espacios a la Argentina. Tantos preparativos casi quedan en la nada no bien iniciado el encuentro, cuando a los 15 segundos Di María quedó mano a mano ante Lampe, que pudo tapar el remate con sus pies. El rebote lo tomó Banega, que remató y el travesaño salvó al visitante.

Repuesta del susto, Bolivia se aferró a su plan original, amontonando los once en su campo, limitándose a cortar los intentos argentinos, que pasaban siempre por los pies de Messi. La muralla dio frutos hasta el minuto 19, cuando Lio habilitó magistralmente a Higuaín a la salida de un tiro libre. El delantero del Napoli definió y la pelota se iba al fondo de la red, pero uno de los centrales visitantes la sacó sobre la línea. No alcanzó el despeje, porque el Pipa tomó el rebote y la tocó para Mercado, que estableció el 1-0.

En desventaja, los de Baldivieso emprendieron la aventura de buscar la igualdad. Tuvieron alguna aproximación, sobre todo por una mala decisión de Romero al salir jugando. Pero se adelantaron y dejaron espacios para el contragolpe, un arma letal cuando Messi la emplea. Así llegó el segundo. Lio salió rápido desde el mediocampo y antes de entrar al área la abrió a la derecha, para la llegada de Banega. Este intentó la gambeta y fue trabado abajo. El árbitro dio penal y Messi no perdonó desde los doce pasos.

Con la ventaja, Argentina se tranquilizó, y hasta se relajó, conformándose con controlar el trámite en base a tenencia y circulación. Sobre esos pilares se centró la búsqueda del tercero, que estuvo cerca en un par de tiros libres del crack del Barcelona y en un remate de Higuaín que rozó el palo izquierdo, tras otro precioso pase de Messi.

Bolivia arrancó el complemento con un par de variantes, aunque la consigna de agruparse para defender en el campo propio no cambió. Mientras, los de Martino insistieron en la presión para recuperar y el toque corto con eje en Messi para llegar al arco de Lampe. Sin embargo, la primera clara de la segunda etapa fue para los visitantes, con un tiro libre de Smedberg que obligó a una buena atajada de Romero.

Esa jugada obró como un despertador para los locales, que llegaron una y otra vez con chances claras, aunque con poca puntería. Lo erró Messi de cabeza, a Correa se lo tapó el uno boliviano, Biglia remató ancho tras la mejor jugada colectiva de la noche, también falló Banega de zurda y desde afuera del área, Lampe desvió por sobre el travesaño un tiro libre de Lío. Parece insólito ante tantas chances, pero el tercero no llegó y el resultado final quedó exageradamente corto.

Estadio: Mario Kempes, Córdoba.

Arbitro: Jesús Valenzuela Sáez (Venezuela).

Goles: 19m Mercado (A), 28m Messi (A).

Cambios: 31m Correa por Di María (A); 46m Galindo por Campos (B), Saucedo por Danny Bejarano (B); 74m Arce por Chumacero (B); 77m Agüero por Higuaín (A); 84m Fernández por Banega (A).

Compartir: 

Twitter
 

Lionel Messi quiere abrazar a todos después de marcar de penal su gol número 50 en la Selección mayor.
Imagen: afp
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.