SOCIEDAD

Cicchino, estable

El papá de Eduardo Cicchino, el estudiante de ingeniería industrial de 26 años que sigue internado en grave estado luego de que el jueves fuera apuñalado en el corazón en un bar de San Telmo por festejar la victoria de Boca por la Libertadores, dijo que el joven “está vivo de casualidad”, porque “tuvo cinco paros cardíacos”. Marcelo Cicchino precisó que su hijo “pasó por cinco paros cardiorrespiratorios desde que está internado” en el Hospital Argerich. Por eso sostuvo que “está vivo de casualidad, porque pasó por una operación muy dura y los procesos de paros. Hoy, Eduardo está estable, crítico como está, pero yo entiendo que se puede recuperar”. El hecho ocurrió en el bar Seddon, ubicado en la esquina de Chile y Defensa, el jueves a la noche, donde Cicchino y un grupo de amigos, al salir de la Universidad Católica Argentina donde estudian, fueron a ver el partido en el que Boca eliminó a Nacional de Montevideo. Fuentes policiales explicaron que el conflicto se inició cuando desde la mesa donde estaban Cicchino y sus amigos gritaron el gol del empate 1 a 1. Sobre el ataque, el padres del joven remarcó que “el agresor debe pagar por lo que hizo porque no lo hirió en un brazo, en una pierna, un miembro superior, sino que lo hizo directo al corazón. Los amigos y toda la sociedad están con Eduardo, eso nos da mucha fuerza para estar bien parado acá. El detenido tiene que pagar por una tentativa de homicidio porque lo que quiso hacer es matar”. Antes de la agresión, el responsable había insultado a su víctima.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.