SOCIEDAD › MARTINIANO MOLINA NIEGA FONDOS PARA UN PROYECTO DE DD.HH. EN LAS ESCUELAS

Un intendente con poca memoria

Alumnos de Quilmes, como de otros distritos de la provincia, viajan todos los años a Chapadmalal para compartir sus producciones del programa Jóvenes y Memoria. Pero este año, el gobierno local de Cambiemos notificó que no habrá plata para los micros.

 Por Nicolás Romero

Por primera vez en cinco años, desde la intendencia de Quilmes que administra, desde diciembre del año pasado, Martiniano Molina (Cambiemos) rechazan pagar los micros para el traslado de los adolescentes que participan del programa Jóvenes y Memoria, cuyo encuentro final, al que concurrirán chicos de toda la provincia, se realizará en la localidad bonaerense de Chapadmalal, entre el 19 de noviembre y el 7 de diciembre. La negativa de la Subsecretaría de Educación de la municipalidad quilmeña involucra a más de 500 jóvenes y cincuenta escuelas secundarias de esa localidad, que están inscriptos en el programa que desde hace 15 años desarrolla la Comisión Provincial por la Memoria (CPM).

Con la firma de Viviana Buscaglia (CTA de los Trabajadores), Walter Ormazábal (Centro Paulo Freire) y Luciano Grassi (Universidad Nacional de Quilmes), coordinadores locales del encuentro presentaron un recurso de reconsideración al municipio.

Sandra Raggio, de la CPM, aseguró a este diario que están llevando adelante gestiones con el gobierno provincial para que asista a aquellos municipios –Avellaneda y Chacabuco también tendrían problemas– donde no hubiera micros garantizados, aunque agregó que “por ahora no hay un no definitivo”.

En diálogo con Página/12, Ormazábal contó que “venimos participando del encuentro de cierre de Chapadmalal hace años, con micros que contrata el municipio, y que gestionamos a través del Centro Paulo Freire. Cuando arrancó el programa eran muy pocas escuelas las que participaban, pero hoy tenemos cincuenta escuelas y organizaciones involucradas en esta iniciativa”. Explicó que el encuentro “consiste en alentar a que los chicos presenten proyectos de investigación sobre cuestiones que tienen que ver con la defensa de derechos humanos, en un sentido amplio, ya que no sólo se tocan temáticas que tienen que ver con los crímenes de la dictadura, sino también con la violencia de género, con la contaminación ambiental, los derechos de los niños”. “Es un esquema amplio que deciden los propios chicos. Sobre estos temas producen, investigan y el resultado se presenta en el encuentro final en Chapadmalal”, destacó.

Luego de las elecciones del año pasado y ante el cambio de autoridades, Ormazábal recordó que “en enero empezamos a plantear la continuidad del programa y el tema de los micros con los funcionarios”. En este sentido dijo que “en todas las reuniones que mantuvimos, siempre hubo respuestas favorables y nos aseguraron la continuidad del programa”.

Los proyectos que realizan los jóvenes se presentan a la CPM para que sean aprobados, por este motivo, los organizadores debieron esperar que el organismo se expidiera para saber cuántos chicos y docentes participarían este año para poder realizar el pedido formal de micros. “Cuando tuvimos el resultado –de cincuenta y cinco presentados, la comisión aprobó cincuenta– hicimos la solicitud a la jefatura distrital como todos los años anteriores”, acotó el representante del CPF. “Pero el 7 de octubre me citan y con la firma de la subsecretaria de Educación, Mónica Bressi, me notifican que no hay recursos.”

Viviana Buscaglia remarcó que “es grave que esto pase, que digan que no hay presupuesto, cuando sabemos que se están subejecutando partidas”.

Tras la negativa, recurrieron al Concejo Deliberante, donde fue aprobada por mayoría (el PRO y el radicalismo votaron en contra) una minuta de comunicación de pedido a que el municipio contrate los micros. Sobre esta base, informó Ormazábal, “presentamos un recurso de reconsideración dirigido al intendente, al secretario de Educación y a la secretaría de Desarrollo social, que quedaron en darnos una respuesta esta semana”.

En agosto, cuando el programa todavía no estaba asegurado a nivel provincial, se lanzó por las redes la campaña “#Queremos Chapa”.

En este sentido, Luciano Grassi, director de extensión (programa Universidad, Memoria y Ciudadanía) de la UNQ contó a este diario que “el lugar, que depende del Ministerio de Turismo nacional, estuvo en discusión. Al principio se negaba el alojamiento, luego fue el tema de la comida. Pero finalmente, lograron que el ministerio se hiciera cargo de estos temas”.

Sin embargo, aunque no quedan claros los motivos, este año se otorgaron dos complejos en Chapadmalal, en lugar de tres, como en otros años y, por esta razón, se debieron reducir los días de estadía de cada contingente.

Grassi resaltó que “el encuentro es el corolario de un trabajo académico de todo el año, donde el eje es presentar y compartir lo que desarrollaron los chicos, desde un lugar de protagonismo” y aseveró que “la demora en la respuesta vuelve inviable otras opciones. Este planteo lo hicimos en enero, la respuesta nos llega ahora de forma negativa, cuando los proyectos están finalizando. Es una respuesta extemporánea”, dijo Grassi. “Esto desalienta un proceso de años”, enfatizó.

Tres meses después de la campaña para asegurar el evento, los jóvenes de Quilmes lanzaron ayer por las redes la consigna “#MemoriaMartinianoMicrosYA”.

En este sentido, Viviana Buscaglia adelantó que “el fin de semana, además, habrá una radio abierta en la peatonal Rivadavia, con volanteada a la comunidad, y asambleas con los padres en las escuelas” y resaltó que “estamos movilizados esperando una respuesta del municipio”.

Compartir: 

Twitter
 

Molina ya tuvo otros cuestionamientos vinculados con los DD.HH.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.