SOCIEDAD › OTRO SUPERIOR ACUSO A SOMOHANO EN EL CASO DEMONTY

“Ya está, aprendieron a nadar”

“Ya está solucionado, aprendieron a nadar”, dijo el subinspector Gastón Somohano –el principal imputado por el crimen de Ezequiel Demonty– después de obligar al joven y a otros dos amigos a arrojarse al Riachuelo, según declaró ayer el oficial inspector de la Policía Federal Luis García ante el Tribunal Oral en lo Criminal 8. De acuerdo con ese relato, Somohano hizo estas declaraciones ante el efectivo Pedro Aguilar. El testimonio de García complicó la situación de Somohano, uno de los nueve policías imputados por el crimen cometido el 14 de septiembre de 2002. Cuando concluyó el testimonio de García, familiares y amigos de Demonty acompañaron con efusivos aplausos la salida del oficial de la Sala de Audiencias.
En su testimonio, García manifestó que en un principio no les había “dado importancia” a estos dichos, pero después de enterarse de lo sucedido con Demonty y sus dos amigos, lo relacionó con el caso. Sin embargo, Aguilar negó haber escuchado estas declaraciones. “Si hubiese escuchado eso, los hubiera arrestado, porque yo soy policía”, señaló el oficial Aguilar. García indicó en su declaración que asoció la frase y comunicó “el hecho” a sus superiores. Luego de ese episodio se dispuso el arresto de los implicados y la intervención de la comisaría 34ª.
Ante las versiones encontradas sobre lo ocurrido cuando Somohano regresó a la comisaría, su abogado, Raúl Noailles, pidió un careo entre Somohano y García y otro entre Aguilar y García. El tribunal resolverá sobre este planteo hoy a las 10.30, cuando se reanude el juicio por el hecho ocurrido en la madrugada de septiembre de 2002, cuando Demonty fue detenido junto con Julio Ismael Paz, de 19 años, y otro adolescente de 16 –ambos sobrevivientes– y obligados a subir a distintos patrulleros.
Según la instrucción de la causa y el relato de los dos sobrevivientes, los tres jóvenes fueron llevados hasta la orilla del Riachuelo, en el barrio de Pompeya, donde fueron brutalmente golpeados, insultados y obligados a tirarse al agua. Ezequiel no sabía nadar y murió ahogado.
Además de Somohano, están procesados por este caso el cabo primero Luis Emilio Funes, el oficial inspector Gabriel Barrionuevo, los sargentos Luis Antonio Gutiérrez y José Luis Martínez, el cabo Sandro Esteban Granado y los agentes Jorge Ramón Solís, Maximiliano Gastón Pata y Alfredo Ricardo Fornasari.
La quinta jornada del juicio, con los nueve oficiales y suboficiales de la seccional 34ª imputados, incluyó ayer el testimonio de otros efectivos de esa comisaría, quienes intervinieron en las actuaciones de Asuntos Internos. El primero en declarar fue el comisario inspector retirado Carlos Roncati, entonces jefe de la circunscripción a la que pertenece esa seccional. Este efectivo fue el encargado del sumario administrativo, que derivó en el “arresto preventivo” de los implicados. Roncati explicó que los policías ahora procesados no pudieron explicar qué ocurrió esa madrugada del 14 de septiembre y se dispuso la disponibilidad de los efectivos.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.