SOCIEDAD › COMPRAN 55 VAGONES PARA EL SUBTE DE LA LINEA H

Una licitación sobre rieles

Para adquirir los nuevos trenes, el gobierno porteño convocó a una licitación internacional. El monto de la inversión es de 90 millones de dólares. Todos los coches tendrán aire acondicionado.

 Por Eduardo Videla

En dos años, por los túneles de los subterráneos porteños circularán trenes con aire acondicionado. Al menos en los de la Línea H –actualmente en construcción– ,para cuyo equipamiento el gobierno de la ciudad convocó a una licitación internacional. En total serán 55 vagones, los suficientes para las once formaciones que recorrerán de punta a punta la línea, desde Pompeya a Retiro. Los primeros 18 vagones llegarán en julio de 2006: para fines de ese año se prevé inaugurar el primer tramo de esa línea –que corre bajo la avenida Jujuy– desde Once hasta Caseros. El presupuesto total es de 90 millones de dólares, financiados en su totalidad con recursos propios de la ciudad. El anuncio fue presenciado por representantes diplomáticos de Japón, Alemania, España, China, Canadá, Corea, Francia, Inglaterra, Estados Unidos y Brasil, países donde se fabrican trenes para subterráneos y potenciales interesados en la licitación. Las dos empresas que se dedican al rubro en la Argentina no están en condiciones de afrontar, sin asociarse con extranjeras, las condiciones requeridas por la convocatoria: trenes con máxima seguridad, aislamiento térmico y acústico, y resistentes al fuego.
“Esta obra obedece a la decisión estratégica de integrar la ciudad de Buenos Aires y una de las formas de hacerlo es con obras de infraestructura; no importa si se inauguran durante esta gestión o en las próximas”, destacó el jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra.
El gobierno porteño aún no definió quién operará la nueva línea de subtes. Está claro que no lo hará Metrovías, dado que la H no forma parte de las líneas concesionadas durante el gobierno de Carlos Menem. “La gestión puede ser por parte del Estado, a través de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) o mediante una concesión a una empresa privada”, explicó a Página/12 el secretario de Infraestructura y Planeamiento porteño, Roberto Feletti. “La presencia de dos operadores abrirá la posibilidad de comparar los servicios”, destacó el funcionario. Esto siempre que no sea Metrovías la ganadora de esa concesión.
El primer tramo de la Línea H comenzó a construirse en 2001. Es un tramo de 3,2 kilómetros que comprende cinco estaciones: Once, Venezuela, Humberto I, Inclán y Caseros. “La obra civil está avanzada, ya se compraron las 23 escaleras mecánicas y sólo falta licitar las obras de señalización”, explicó a este diario Edgardo Kutner, presidente de Subterráneos de Buenos Aires. Ese tramo, de acuerdo con lo previsto, será inaugurado a fines de 2006.
El segundo tramo de la línea, que llega hasta Pompeya, incluye otras tres estaciones: Parque Patricios, Hospitales y Sáenz, la terminal. Hasta Hospitales se prevé llegar en junio de 2007 y, un año después, a Sáenz. El tercer tramo es el que va hacia el norte, desde Once, bajo la avenida Pueyrredón. La estación Corrientes, según los planes oficiales, sería inaugurada a fines de 2008. Para entonces, habrán sido entregados los 55 vagones. El resto del recorrido, hasta llegar a Retiro –por Pueyrredón y Avenida del Libertador–, no tiene aún plazo de finalización.
La Línea H es la primera transversal que recorre la ciudad de norte a sur –a excepción de la C– y tendrá en total un recorrido de 11,4 kilómetros.
El gobierno decidió convocar a una licitación internacional con el fin de “mejorar la competitividad de las ofertas”. Es que en el mercado interno sólo hay dos empresas con capacidad de construir coches para subtes: “Una es Materfer, que hoy está en manos del empresario Sergio Taselli (concesionario del ex Ferrocarril San Martín y ex operador de la mina de Río Turbio); otra es Emepa, que fabrica carrocerías pero no motores para trenes eléctricos”, dijo a este diario un técnico de larga trayectoria en Subterráneos. Tampoco se prevé la radicación de capitales para fabricar aquí los trenes. “Una cantidad de 55 no es suficiente como para instalar una planta en la Argentina”, estimó el especialista. Los vagones más nuevos con que cuentan los subterráneos porteños fueron fabricados por la brasileña Alstom e incorporados a la Línea D. La compra fue realizada por Metrovías con fondos provenientes de la Nación.
Para interesar a los posibles oferentes, desde el gobierno porteño se invitó a los agregados comerciales de diez países donde se fabrican trenes con las características requeridas: máxima seguridad, bajo costo de mantenimiento, resistencia al fuego o autoextinguibilidad, bajo nivel de ruido y un equipo de aire acondicionado por coche. La inversión total prevista es de 270 millones de pesos. Y el costo de los pliegos (su compra es indispensable para participar en la licitación) es de 100 mil pesos.

Compartir: 

Twitter
 

Los trenes que circulen por la Línea H serán como los que transitan por el metro de Madrid.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.