SOCIEDAD

El huracán Iván ya se convirtió en El Terrible y causó 25 muertes

Es el tercero en la zona del Caribe en poco más de un mes. En Cuba hay alerta y se teme que pase cerca de La Habana. También la Florida se vuelve a preparar. El mayor daño fue en Granada.

Huracán Iván: epicentro de 40 kilómetros de diámetro. Vientos de 220 kilómetros por hora que abarcan una extensión de 1200 kilómetros. El fenómeno avanza a razón de 24 kilómetros por hora sobre el Caribe. En Granada mató a 24 personas y una en Venezuela. Tras arrasar varias islas de la zona, anoche se preveía su llegada a Jamaica, donde la población tomaba las medidas necesarias para resistir la furia del fenómeno. Cuba anunció “alerta meteorológico” y Estados Unidos ordenó la evacuación del sur de Florida, estado que fue azotado por dos huracanes en el último mes. Según un especialista en este tipo de fenómenos consultado por este diario, se trata de una época propicia para la aparición de estos factores climáticos en la zona del Caribe. El experto advirtió que es posible la formación de nuevos huracanes en el lugar en los próximos días.
Charley, Frances y ahora Iván. Tres huracanes que tomaron la misma ruta en muy poco tiempo. No hubo un Iván anterior, tampoco un Frances. El nombre nunca es el mismo para estos fenómenos. Pero ocasionan desastres similares: muertes y cuantiosos daños materiales. Primero son una formación de nubes, luego una depresión tropical, una tormenta tropical y finalmente un huracán.
“Es normal el paso de tres huracanes sucesivos con tan poca diferencia de tiempo por el mismo lugar. Esto es porque en el Caribe, desde julio hasta septiembre, las temperaturas en el océano son relativamente cálidas, deja de existir una corriente que inhibe la presencia de huracanes y se producen ciertas perturbaciones en la atmósfera que viajan desde Africa a través de todo el Atlántico, que propician la aparición de estos factores climáticos”, señaló el especialista en huracanes y director del Centro de Investigaciones Geofísicas de la Universidad de Costa Rica, Jorge Amador.
Según la escala Saffir-Simpson, los huracanes se dividen en cinco categorías de acuerdo con la intensidad de los vientos sostenidos y la presión atmosférica del ojo del huracán. Los de categoría uno tienen vientos aproximados que van de 118 a 152 kilómetros por hora. Pero los de categoría cinco tienen vientos que superan los 250 kilómetros por hora y la presión es menor a 920 milibares. “Iván todavía no llegó a la categoría cinco, es muy probable que llegue a serlo”, informó el especialista.
El tamaño y la intensidad de los vientos de estos fenómenos climáticos no determinan el tamaño de su epicentro. Puede ser grande y su ojo pequeño. Es el caso de Iván. Su ojo mide 40 kilómetros de diámetro, una distancia similar a la que existe entre Capital y el partido de Tigre. Y los vientos sostenidos de 220 kilómetros por hora se extienden en 1200 kilómetros. Una distancia semejante a la que existe entre Buenos Aires y Catamarca.
Un huracán ocasiona efectos directos (los que produce al pasar por encima de un lugar) e indirectos (los que ocasionan sus vientos en zonas cercanas por el lugar donde pasó). “El huracán Iván tiene una extensión de 1200 kilómetros y hasta ayer cubría el Caribe central, el norte de Venezuela, norte de Colombia; algunas de las bandas cubre República Dominicana, Jamaica y Haití”, sostuvo el especialista.
Colombia suspendió las operaciones marítimas y evacuó 1000 familias de la etnia Wayúv en la alta Guajira. En Venezuela falleció una persona en el estado de Vargas. En Santo Domingo, cuatro niños fallecieron ahogados tras ser arrastrados por fuertes oleajes del mar. En la Isla de Granada hubo 24 muertos y fue devastada en un 85 por ciento: 9 de cada 10 edificios fueron destruidos por la intensidad del fenómeno. Trinidad, Tobago, Barbuda y St. Vincent también fueron azotados por Iván.
El Centro Nacional de Huracanes (CNH) del gobierno estadounidense informó que la tormenta se encontraba ayer a 735 kilómetros al sudeste de Kingston, Jamaica, y se desplazaba a una velocidad de 24 kilómetros por hora. Iván llegará hoy a Jamaica y el domingo, al oeste de Cuba. Luego ingresará a Estados Unidos, donde ya se elaboró un plan de evacuaciones en los Cayos de la Florida. El organismo estimó que Iván ingresará el lunes próximo a Florida después de atravesar Cuba, y que su centro pasará muy cerca de La Habana.

Compartir: 

Twitter
 

En Santo Domingo, Iván provocó desastres en la zona costera y en Granada mató a 24 personas.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.