SOCIEDAD

Una nueva Costanera con vista al Riachuelo para agilizar el tránsito

Son siete kilómetros que van desde Puente La Noria hasta Pompeya. Dicen que es una obra clave para revitalizar el sur porteño.

El Riachuelo ya tiene su propia avenida Costanera, un viaducto de 7 kilómetros que va desde Puente La Noria hasta Pompeya y que está destinado a descongestionar el tránsito pesado de las vías de acceso rápido, como las autopistas Dellepiane y 25 de Mayo. Para los automovilistas que vienen del sur, además, es un nuevo camino de entrada a la ciudad que permite llegar en menos de diez minutos al Obelisco. La obra permitió recuperar una zona hasta ahora marginal, que estaba destinada al depósito ilegal de basura, escombros y autos desmantelados.
Se trata de la Avenida 27 de Febrero, que está habilitada desde hace dos semanas, pero que se inauguró oficialmente ayer. La obra se inició en noviembre de 2004 y fue ejecutada en diez meses por Autopistas Urbanas SA (AUSA), una empresa dependiente del gobierno porteño. El costo, de unos 9 millones de pesos, fue financiado íntegramente con recursos provenientes del cobro del peaje en las autopistas porteñas. La avenida recorre la ribera desde La Noria hasta Puente Alsina, desde donde se desemboca en la avenida Sáenz. En la mitad de su recorrido se conecta con la AU7 Héctor J. Cámpora, que va desde el Riachuelo hasta la autopista 25 de Mayo.
Hasta hace un año, el lugar era transitado por un sendero angosto de asfalto intransitable, un lugar de riesgo para los automovilistas. Ahora hay dos calzadas con dos carriles por sentido, separadas por un cantero central, adornado con arbolado y columnas de iluminación. Su recorrido permite ver una cara hasta ahora desconocida de la ciudad: la parte de atrás del Autódromo Oscar Gálvez y del Parque Roca, y una sucesión de plantas fabriles en actividad y de edificios abandonados. También se limpió la orilla del Riachuelo.
“El concesionario del autódromo nunca quiso alambrar por temor a que le robaran el tejido. Ahora lo hizo, y pusimos dos vehículos de AUSA que transitan la zona para garantizar la seguridad”, explicó el presidente de la empresa, Felipe Nougués. Para hacer el trazado, hubo que reubicar las viviendas precarias de un asentamiento ubicado sobre la orilla del río.
La obra forma parte del denominado Anillo Vial de la ciudad, una circunvalación que completan las avenidas General Paz, Lugones y Cantilo, y la aún pendiente Autopista Ribereña que pasará por Puerto Madero. Pero para completar el tramo costero del Riachuelo faltan otros 6 kilómetros que irían desde Puente Alsina hasta La Boca. “Para eso es necesario que la Legislatura apruebe una ley que autorice a la ciudad a negociar expropiaciones y relocalizar asentamientos, y a utilizar los fondos generados por AUSA para hacer las obras”, dijo a Página/12 el secretario de Infraestructura, Roberto Feletti. El proyecto fue enviado por el Ejecutivo a la Legislatura en septiembre de 2004.
El año próximo, AUSA construirá en Puente La Noria un nuevo cruce sobre el Riachuelo. Para el jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra, la nueva avenida es “una obra clave para revitalizar la zona sur de la ciudad”.

Compartir: 

Twitter
 

La nueva avenida va desde Puente La Noria a Puente Alsina.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.