SOCIEDAD › SE EXCUSO EL JUEZ CORRENTINO DEL CASO MALVINO

Las amistades de Su Señoría

El juez federal de Corrientes, Carlos Soto Dávila, se inhibió ayer en la causa de Ariel Malvino argumentando que los protagonistas de los hechos son hijos de amigos con los cuales mantiene un trato directo. Una actitud similar habría tomado el fiscal general Oscar Resoagli, quien es tío abuelo de uno de los implicados en la muerte ocurrida en el balneario brasileño de Ferrugem. Mientras el subsecretario de Turismo correntino, Horacio Pozo, insistía en la inocencia de su hijo y aseguraba que la muerte de Ariel fue accidental, empezaban a abrirse grietas entre las familias de los sospechosos. Como anticipó Página/12, testigos del caso declararon que su hijo habría sido quien dio el puñetazo que desvaneció a Malvino.

El juez Soto Dávila se inhibió ayer en la causa de Ariel Malvino con el fundamento de que los sospechosos son hijos de amigos con los que mantiene trato directo. La excusación fue la respuesta a la presentación realizada por Germán Braillard Poccard y Francisco Méndez. El escrito indicaba que ambos optaban por hacer uso de la jurisdicción argentina para ser juzgados; además informaba que no participaron de los hechos. La inhibición del juez se fundamenta en que “la participación de las personas que protagonizan el escrito son familiares directos (hijos) de amigos, con quienes mantengo un trato frecuente”. Según el magistrado, esto genera una “violencia moral” de tal magnitud que podría comprometer su imparcialidad y viciar la objetividad. El magistrado tiene una relación de varios años con los Braun Billinghurst y aunque no lo especifica en su inhibición, esto lo llevó a tomar la determinación.

Por su lado, el subsecretario de Turismo de Corrientes, Horacio Pozo, padre de uno de los jóvenes sospechados, reiteró que su hijo es inocente. “Tenemos la idea de que la muerte de este chico se produce por un accidente y no como se relata. Mi hijo tiene su conciencia tranquila y con serenidad espera el momento de hablar ante la justicia”, dijo. Esta vez, Pozo sólo se refirió a su hijo y no salió en defensa de los amigos.


Informe: Joaquín Arqueros.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.