SOCIEDAD › LOS PADRES DE IANNONE ACUSAN A BLUMBERG Y ASEGURAN QUE MIENTE

“Puso en riesgo la vida de mi hijo”

Blumberg había denunciado que los policías se habían quedado con 47 mil pesos del rescate. Los padres de Hernán lo desmintieron y acusaron al ingeniero de “mentiroso”. El padre aseguró que cuando Blumberg hizo público el caso a su hijo lo molieron a palos.

 Por Raúl Kollmann

La familia del joven secuestrado y liberado, Hernán Iannone, cuestionó seriamente a Juan Carlos Blumberg señalando que “puso en riesgo la vida de nuestro hijo y ahora dice una mentira”. El riesgo al que se refieren los Iannone tiene que ver con la difusión que se hizo del caso cuando el secuestro era mantenido en reserva para facilitar las negociaciones. Y la mentira de la que hablan los padres de Hernán se vincula con una denuncia que hizo el ingeniero en la noche del martes. Blumberg llamó al fiscal del caso, Paul Starc, y le dijo que los policías bonaerenses que trabajaban en el esclarecimiento del secuestro robaron 47 mil pesos del rescate en el momento en que llevaron los billetes a fotocopiar. El ingeniero disparó así un tiro por elevación contra su archirrival, el ministro de Seguridad, León Arslanian. El fiscal inició una investigación sobre el hecho pero los billetes en ningún momento se llevaron a fotocopiar y Starc sostiene que no hubo faltante alguno de dinero. Lo mismo afirmó Luis Iannone, padre de Hernán. A raíz de los dichos de Blumberg, el Ministerio de Seguridad bonaerense abrió un sumario y le pidió al ingeniero, vía telegrama, que presente la información o las evidencias. Blumberg faltó a la cita.

La realidad es que hay casos en los que queda toda la sensación de que policías, bonaerenses o federales, robaron parte del rescate. Pero no de la forma en la que fue denunciada por Blumberg. Por ejemplo, la banda que mató a Axel, el hijo del ingeniero, había protagonizado seis meses antes el secuestro de Ana María Nordmann. El esposo de la señora tiró el dinero del rescate en un descampado cercano a la Panamericana y cuando dos hombres se acercaron a recoger la bolsa intervinieron los efectivos policiales federales que estaban al acecho. De los dos secuestradores, curiosamente uno logró escapar, y justito fue el que se llevó el dinero. La sospecha quedó instalada: apresaron a uno de los secuestradores y al otro lo dejaron ir a cambio del rescate. El que huyó en aquella oportunidad fue Martín “El Oso” Peralta. También es conocido que Peralta luego fue apresado por efectivos de San Fernando, pero pagó tres mil pesos para que lo liberaran.

Blumberg dice que el dato del robo de los 47 mil pesos le fue aportado por un familiar de los Iannone y se lo transmitió al fiscal Starc la noche del martes. En lugar de esperar que se hiciera una investigación, el ingeniero tomó lanzó la acusación pública. Su objetivo prioritario fue apuntar a Arslanian y sus hombres.

El ingeniero dijo que antes de que el padre de Hernán fuera a pagar el rescate, los policías que durante 26 días participaron de la investigación y las negociaciones, le pidieron los billetes para fotocopiarlos y dejar constancia en la causa. Cuando le devolvieron el dinero, supuestamente Luis Iannone lo contó y se encontró con que faltaban 47 mil pesos. Al reclamarles a los efectivos, éstos le habrían dicho: “Cobramos muy poco, necesitamos la plata, total los chorros no la van a contar”.

Al fiscal Starc la denuncia le parecía gravísima por lo que de inmediato trató de verificar los hechos. Lo primero que detectó es que no se hizo ninguna fotocopia de los billetes: sólo se consignó en un acta el número de cada uno. La versión incluía, de movida, una falsedad: nadie se llevó los billetes para fotocopiarlos.

Ayer por la tarde Starc le tomó declaración a Luis Iannone, quien sostuvo que no existió el hecho, que de ninguna manera mantuvo ese diálogo con los policías y que no lo hubiera tolerado porque estaba en juego la vida de su hijo. El fiscal Starc, en diálogo con Página/12, fue categórico: “No tengo ningún elemento que le dé credibilidad a esa denuncia. Los policías bonaerenses que actuaron en este caso trabajaron con una intensidad increíble y un profesionalismo perfecto. Más allá de lo que declaró el padre de Hernán, un padre no va a tirar una bolsa con 47 mil pesos menos sabiendo que semejante diferencia puede provocar la furia de los secuestradores y la muerte de su hijo. La otra alternativa, que él haya sacado otros 47 mil pesos para reemplazarlos, es descabellada: fue un gran esfuerzo reunir la suma y no pudo juntarse ese dinero adicional en el anochecer del lunes, horas antes del pago del rescate. Antes de hacer semejante denuncia pública, debió esperarse el resultado de la investigación. Para mañana (por hoy) tengo citada a la madre de Hernán, Susana, quien ya dijo que es falsa la versión del robo de los 47 mil pesos, pero quiero que me lo ratifique en el expediente. Y también convoqué a Miguel Estete, el tío de Hernán. El tema es muy serio y yo tengo que aclararlo en forma total. Por ahora debo decir que la denuncia es falsa”.

En el Ministerio de Seguridad bonaerense se abrió un expediente en la Auditoría General de Asuntos Internos y se le cursó un telegrama al ingeniero: “He tomado conocimiento de que usted habría manifestado que personal policial intentó apoderarse ilegítimamente de cuarenta y siete mil pesos del rescate que se pegaría para la liberación de Hernán Iannone. Conductas de esta naturaleza son tan repudiables como las afirmaciones temerarias o las informaciones inexactas que apuntan a desprestigiar nuestras instituciones. Con la premura del caso, invito a usted tenga a bien aportar la prueba o información que tuviere a Asuntos Internos de este ministerio o en su defecto aclarar o desmentir la información difundida. Apreciaré su colaboración”. El texto fue firmado por Martín Arias Duval, el segundo de Arslanian .

El ingeniero viene terciando en el caso Iannone desde el principio. Se enteró del secuestro a través de Miguel Estete, hermano de Susana, la madre de Hernán. En lugar de mantener la reserva del caso, Blumberg hizo una conferencia de prensa y hasta se dedicó personalmente a pasarles el teléfono de Estete a los programas de radio matinales. Su eje fue criticar al gobernador Felipe Solá y al ministro Arslanian porque “no tienen ni actitud ni aptitud para resolver los problemas de seguridad”. Ya en ese momento, Página/12 publicó la opinión de ocho expertos argentinos y extranjeros que sostuvieron que difundir un secuestro mientras la víctima está cautiva constituye un grave daño a la investigación y las negociaciones, pone en mayor peligro a la víctima y demora todo el proceso porque aparecen bandas que quieren robar el rescate. Es más, Manuel Ballbé, el experto catalán, lo sintetizó así: “No se puede hacer política partidista con un secuestro”.

Hay algo todavía más grave. Ayer por la tarde, en una entrevista en Canal 26, Luis Iannone contó que cuando Blumberg hizo público el secuestro de su hijo, ese mismo día a Hernán los secuestradores le pegaron una paliza justamente por eso. Porque ellos pensaron que ni siquiera se había hecho la denuncia. El fiscal Starc le preguntaba ayer a Hernán detalles sobre su cautiverio, entre ellos la supuesta golpiza.

Compartir: 

Twitter
 

Hernán intentó eludir el acoso periodístico cambiando de auto, antes de declarar ante el fiscal.
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.