SOCIEDAD

CONDENA

Pablo Víctor Cuchón, de 25 años, hijo de reconocidos comerciantes de Ingeniero White, un pueblo cercano a Bahía Blanca, fue condenado ayer a 18 años de prisión por matar a Luciana Moretti, una adolescente de 15 años, descuartizarla y quemar sus restos. Durante el juicio oral que duró casi un mes, el acusado se defendió asegurando que la víctima había fallecido de una sobredosis de cocaína, ante lo cual decidió hacer desaparecer el cuerpo por miedo a que lo inculparan. La fiscalía pidió 25 años para Cuchón. Su defensor, Maximiliano Mira, pidió su absolución por falta de pruebas. Pero los jueces decidieron una pena de 18 años por homicidio agravado. Lo cierto es que los restos de la chica fueron trozados con tres cuchillos hallados en un allanamiento a la casa del joven. Para los jueces, la chica fue descuartizada por Cuchón el sábado 16 de octubre de 2004 y su cadáver desmembrado luego fue incinerado en la parrilla de la casa del joven Cuchón. Al declarar durante el juicio, el mismo acusado aseguró que puso los restos de la joven en cuatro bolsas que fueron tiradas en el patio de su casa, en una chatarrería y en un descampado.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.