SOCIEDAD › SIETE MUERTOS Y OCHOCIENTOS HERIDOS EN JAPON

Un sismo con fuga radiactiva

Un terremoto de magnitud 6,8 en la escala Richter sacudió ayer el noroeste de Japón y causó una fuga de agua radiactiva en la central nuclear de KashiwazakiKarima, la mayor del mundo. El sismo sembró el terror en la región de Niigata, cercana al epicentro, pese a que los japoneses están muy habituados a los temblores. Siete personas murieron y más de 800 resultaron heridas al derrumbarse sus viviendas. Los equipos de emergencias seguían anoche empeñados en la búsqueda de más personas atrapadas bajo los escombros. La compañía eléctrica Tokyo Electric Power (Tepco), propietaria de la planta afectada, dijo en un comunicado que el agua contaminada con material radiactivo no provocará daños medioambientales.

La jornada se cerró con una nueva sacudida telúrica frente a las costas de Kioto, la antigua capital imperial y joya de la cultura y la tradición japonesas. El bosque de rascacielos de Tokio, construido con extraordinarias medidas antisísmicas, se balanceó durante un interminable minuto, como consecuencia del primer terremoto, ocurrido a media mañana. El epicentro de ese sismo se encontraba a 17 kilómetros de profundidad en el mar del Este, unos 250 kilómetros al noroeste de Tokio.

La violencia del temblor resquebrajó el armazón del reactor número seis de la central nuclear, en el que se abrieron dos brechas y se desató un pequeño incendio. Según el comunicado oficial de Tepco, el agua contaminada que se filtró por estas rajaduras se virtió al océano Pacífico y no representa ninguna nueva amenaza para la población japonesa ni para su entorno natural. Los demás reactores nucleares de la planta fueron cerrados inmediatamente.

La ciudad de Kashiwazaki, de 95.000 habitantes, fue la más afectada por el sismo. La cadena de televisión NHK mostró imágenes de centenares de casas reducidas a escombros, otras muchas con los tejados hundidos, autopistas destrozadas y las vías férreas dañadas.

Todos los muertos eran ancianos que vivían solos. Entre los heridos también hay numerosas personas de edad. Apenas ocurrió el terremoto, la agencia meteorológica japonesa emitió una alarma de tsunami, que retiró poco después, ante la baja intensidad del oleaje, que no superó el medio metro de altura.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.