SOCIEDAD › UN AMIGO CITADO ANTE LOS JUECES

Por la morigerada

La insistencia de los abogados de Carrascosa, Alberto Cafetzoglus y Hernán Ferrari, es lógica: quieren que su defendido salga de prisión cuanto antes. Por eso ya presentaron un pedido de libertad morigerada, el mismo sistema que aplicó el juez Diego Barroetaveña durante la investigación del caso, en mayo de 2003. También presentaron ante la Casación provincial el escrito anunciando que apelarán el fallo. Y hoy un amigo de Carrascosa, Héctor Lineiro, deberá presentarse ante el Tribunal Oral Nº 6. Lineiro es quien dio albergue en el country Centro Urbano Bahía Escobar al viudo célebre todo este tiempo hasta que le colocaron las esposas. Se supone que la citación es un paso necesario previo a determinar la viabilidad de la libertad morigerada.

Según los abogados de Carrascosa, su defendido “siempre estuvo a derecho en la causa, nunca eludió el accionar de la Justicia”, y aseguraron que no existe peligro de fuga ya que, entre otros motivos, la edad (tiene 62 años) y ser conocido públicamente lo inhibían de fugar. Ambos fundamentos quizá poco convincentes a la hora de sopesar la medida.

El miércoles pasado, cuando finalizó la lectura de los fundamentos y la sentencia, el tribunal rechazó el pedido de los abogados, quienes habían solicitado la libertad de su cliente porque ellos apelarían y en ese caso la sentencia no estaría firme. Los jueces instaron a que hicieran el pedido por escrito y entretanto Carrascosa quedaría detenido. Los abogados tenían siete días para anunciar si la apelaban. Ya lo hicieron. Ahora tienen 20 días corridos a contar desde el miércoles 11 para presentar la apelación. Entretanto, avanzan con el pedido de morigerada ya que, de no hacerlo, Carrascosa debería quedar preso en la U41 de Campana hasta que exista definición.

El viudo lleva menos de una semana preso. En la ocasión anterior, Barroetaveña había ordenado su detención por el peligro de que se fugara, y un mes después, sin que se produjera ninguna novedad escrita en la causa, el mismo juez decidió que ya no se fugaría y otorgó la morigerada. Ahora se presenta una situación semejante.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.