SOCIEDAD › CONGRESO DE BIOLOGIA CELULAR EN BARILOCHE

Un encuentro de científicos

Un Nobel, lo mejor de la ciencia local y muchos nombres internacionales se reunieron para intercambiar lo último en ese campo.

El sistema científico funciona como un gran mecanismo, un organismo vivo que se extiende y tiene sus regulaciones, sus juegos y sus rutinas. Las reuniones científicas son algunas de ellas, y allí los integrantes del sistema intercambian ideas, discuten sobre ciencia, dibujan con cierta firmeza el “estado del arte” en una disciplina determinada. En Bariloche acaba de terminar un encuentro que congregó a buena parte de la materia gris dedicada a la biología celular. Su título: Congreso conjunto de expresión génica y procesamiento del ARN mensajero y biología celular y splicing alternativo. Página/12 conversó con Alberto Kornblihtt, uno de los organizadores del congreso.

–¿Por qué no me cuenta sobre la importancia o el lugar que ocupa este congreso en los mecanismos de esta disciplina, como escribí más arriba?

–Bueno, no puedo leer lo que usted escribió por teléfono, pero puede poner que se organizó gracias al esfuerzo de un grupo de investigadores y que es la tercera versión de congresos sobre el tema que se realizaron, el primero en el ’99 en Buenos Aires, en 2003 en Iguazú, y ahora en Bariloche.

–Hace un rato hablé con una de las personas que manejan la parte administrativa del congreso, que me dijo algo así como que en Bariloche se ha reunido “una masa científica formidable”.

–Bueno, sí, hay gente como Thomas Cech, premio Nobel de Química 1989, que dicho sea de paso ahora es presidente del Howard Hughes Medical Institute, del cual vinieron siete investigadores más, Francisco Baralle, director del centro internacional de Ingeniería genética y biotecnología, entre muchos otros de primer nivel. Son cincuenta conferencistas internacionales y 70 estudiantes de posdoctorado. Hay gente de una decena o más de países. Incluso vino una editora de la revista Nature y gente de otras dos revistas importantes en el mundo para ver qué pasaba.

–¿Y qué pasó?

–Bueno, hay muchos resultados que no están todavía publicados; fundamentalmente es un lugar donde nos reunimos para exponer la marcha de nuestras investigaciones y discutir de ciencia. Uno de ¿cómo había puesto?

–Uno de los mecanismos de la ciencia.

–Eso, pero igual hay cosas interesantes a cada rato.

–Cuénteme una.

–Bueno, por ejemplo, después de la charla inicial de Tom Cech...

–Es su calidad de único premio Nobel presente le correspondía dar la charla inaugural.

–El que expuso justo después, Robert Tjian, de Berkeley. contó que él había tenido un resultado que nos sorprendió a todos, y es que cuando una célula del embrión se diferencia para convertirse en célula muscular, apaga todos los genes y después enciende los genes específicos; esto es: no es que se encienden los genes que la...

–... convertirán en célula muscular.

–Sí, perdón, había un poco de ruido en el teléfono, sino que primero apaga todos, y a mí me despertó una curiosa asociación: Ottalagano, el famoso interventor fascista de la UBA de la época de Isabel Perón, no echó a tales y cuales, sino que directamente echó a todos y después reincoporó a algunos.

–Es... una asociación.

–Ya sé que no es agradable acordarse de Ottalagano, pero bueno, es lo que pensé. También es bueno enterarse de que uno de los invitados extranjeros dijo que le gustaba este congreso por el nivel de los doctorandos argentinos. Ese es un dato a tener en cuenta.

–Veo que entre los patrocinadores está la Agencia y Eurasnet.

–Sí, Eurasnet es la red europea de splicing alternativo, que tiene treinta laboratorios en Europa, dos en Israel y uno en la Argentina.

–El suyo.

–Sí.

–Para terminar, cuénteme qué es el splicing alternativo.

–Bueno, no sé si puedo por teléfono.

–Pruebe.

–Cuando el ADN se copia en ARN mensajero para expresarse y fabricar proteínas, éste practica una operación que se llama splicing. Un gen tiene secuencias que se llaman intrones y otras que se llaman exones; bueno, el splicing consiste en eliminar los intrones y unir exón con exón.

–¿Y el splicing alternativo?

–Consiste en que esa eliminación de intrones puede darse de diversas maneras, a veces se saltea un exón o dos, por ejemplo; es decir, se pueden producir varios ARN mensajeros distintos.

–¿Y qué objetivo tiene desde el punto de vista biológico?

–Aumentar la variabilidad de proteínas. Porque nosotros tenemos 25 mil genes, si el mecanismo de splicing fuera siempre “ortodoxo”, digamos, sólo podríamos obtener 25 mil proteínas, y de este modo se obtienen cien mil.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Kornblihtt, uno de los organizadores del encuentro.
Imagen: Daniel Jayo
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.