SOCIEDAD › UNA DOCENTE ASESINADA EN UN ROBO

El grito que fue tragedia

Cuando su vecino policía se acercó a socorrerla, encontró a la docente de 56 años tendida sobre el asiento del acompañante de su Ford Escort y con la cabeza sangrando por una herida de bala. La profesora de inglés había gritado poco antes, cuando quisieron robarle el auto a punta de pistola, el miércoles a la noche, mientras lo guardaba en una cochera cercana a su casa, en Sarandí. Los asaltantes escaparon sin el auto.

El miércoles a las 21.30, la docente María Rubianes guardaba su Escort blanco en una cochera ubicada en Chivilcoy al 400, a una cuadra de su casa y cuatro de la estación de Villa Domínico, en Avellaneda, en el sudeste del Gran Buenos Aires.

Dos asaltantes que se movilizaban en una moto se le acercaron. Uno descendió, según los testigos, para robarle el auto. Rubiani gritó y fue acallada con un disparo en la cabeza. La docente quedó tirada en su coche, herida, y los hombres se fugaron sin intentar llevarse el Escort.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.