SOCIEDAD › LOS VIENTOS DILUYERON LAS CENIZAS, QUE SEGUIRáN POR TRES DíAS

Buenos humos en Baires

La ciudad pasó un domingo casi transparente. Los vientos ayudaron a diluir las cenizas. El Servicio Meteorológico mantiene el alerta por el humo. Recién el jueves estiman que cambiarán las condiciones climáticas. Operaron los vuelos. Por la noche volvió el humo.

El viento del Este y Nordeste despejó la persistente cortina de humo gris que cubría a la ciudad y acercó de alguna manera el sentido al nombre de la Buenos Aires que pasó un día relativamente sin trastornos, hasta la noche, cuando el humo empezó su regreso. Así, el aérea metropolitana amaneció ayer en mejores condiciones que en los últimos días, cuando el aire se había convertido en una densa nube de humo que originó numerosos trastornos, entre ellos en el transporte automotor, aéreo y ferroviario, a causa de la quema de más de 68 mil hectáreas de pastizales en el Delta del Paraná. “El humo fue a parar al oeste de la provincia bonaerense, lugares como Junín fueron muy afectados con visibilidad de menos de 500 metros”, dijo la vocera del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Ana Gómez. Sin embargo, el SMN advirtió que pese a las mejorías, “es muy posible” que en los próximos días continúe la intensa humareda en la ciudad. Así, a partir de las 19 volvía a cubrirse, aunque sin la intensidad de las tardes anteriores.

Por la acción del viento, el humo llegó a localidades del sur de la provincia de Buenos Aires, como Pehuajó, Pigüé y Bahía Blanca. “Como el viento va a continuar soplando del norte es muy posible que siga el humo sobre nosotros”, señaló Gómez. El alerta, detalló, se desplazó hacia el centro y sur de Santa Fe y Entre Ríos, por la prevalencia de los vientos del Norte que soplarán a menos de 20 kilómetros por hora.

El Aeroparque Jorge Newbery operó con normalidad, según la Torre de Control de la estación aérea. También funcionaron con normalidad las líneas del subterráneo. En el Río de la Plata “después del mediodía se liberó la navegación en los canales de San Nicolás y también en Rosario, con lo cual comenzó a ser normal el flujo de buques”, dijo una vocera del Centro de Control Marítimo dependiente de la Prefectura Naval.

Hasta el mediodía, once rutas, autopistas y caminos de la provincia de Buenos Aires continuaban con visibilidad reducida debido al humo de la quema de pastizales. De esta manera, el alerta “por reducción de visibilidad por la presencia de humo” seguía en la noche de ayer vigente para la Capital Federal, el sur de Entre Ríos, el noreste de la provincia de Buenos Aires, el Río de la Plata y el Delta del Paraná. El SMN ratificó que al menos “hasta el miércoles prevalecerán los vientos del sector norte con intensidad inferior a los 20 kilómetros por hora, con lo que se mantendrá la reducción de la visibilidad, esperándose mejoramientos sólo de tipo parcial y temporarios”.

Los valores de monóxido de carbono y de material particulado se redujeron drásticamente ayer, según últimas mediciones de la Agencia de Protección Ambiental del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño. “Ambos valores llegaron a los niveles habituales. El valor del monóxido de carbono a las 11 alcanzó las 1,5 ppm (partes por millón)”, señaló la agencia, cuando el límite indicado es de 34 ppm. Sin embargo, el organismo indicó que en algunas personas pueden continuar síntomas menores como “irritación de las mucosas, ojos, fosas nasales y boca” por un efecto arrastre de los últimos días.

Para la Agencia de Protección Ambiental “debido a que hoy (por ayer) se registran condiciones meteorológicas que permiten una mejora en la ventilación de la Ciudad, la concentración y permanencia del humo en capas bajas es mucho menor a la de días anteriores”.

Al respecto, un total de 372 personas fueron atendidas en los hospitales porteños. La mayoría de las consultas fueron por casos de rinitis, broncoespasmos y conjuntivitis. En tanto, el Ministerio de Salud de la ciudad informó que se mantiene el alerta amarilla en los centros de salud oftalmológicos Lagleyze y Santa Lucía, los pediátricos Elizalde, Gutiérrez y Garrahan y de rehabilitación María Ferrer y Rocca.

Compartir: 

Twitter
 

Casi podía decirse que Buenos Aires estaba para festejar que fuera un día común y sin humos.
Imagen: Alejandro Elías
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.