SOCIEDAD › UNA ESPECIALISTA EN PASTELERIA

Galletas a medida

 Por Sonia Santoro

Stilettos, vestidos floreados, baby-dolls, sensuales conjuntos de ropa interior. Gucci, Prada, las últimas tendencias en cartera hechas galletas. Esa es sólo la línea fashion de las cookies de Cake Haute Couture. También hay cookies especiales para bodas, bebés, empresas... y pasteles (tortas) para los más diversos y caprichosos aniversarios. Hasta un hiperreal pastel con forma de cartera Luis Vuitton que dan ganas de calzarse al hombro o un par de tazas de María Antonieta (¿cupcakes?) que da pena comer de tan perfectas. Cakes Haute Couture es un atelier de pastelería de diseño que se dedica a producir glamorosas tartas decoradas y galletas a medida. Patricia Arribálzaga, su creadora, parte de una premisa: “Ningún deseo que quiera plasmarse resulta imposible”. Desde Sitges, una exclusiva villa marítima cerca de Barcelona, España, contesta algunas preguntas para Página/12.

Acostumbrada a tener como clientes a famosos y participar en resonados eventos del mundo de la moda, del deporte y empresas, Arribálzaga comenta en su blog que Tonya Hurley, la famosa autora del libro Ghostgirl, best-seller publicado en más de 40 países, le encargó galletas decoradas para celebrar la Navidad desde Nueva York. “Diseñamos cookies glaseadas en color rosa claro, reproduciendo en mazapán la silueta de la Ghostgirl con un gorro de Santa Claus. Nuestras galletas Ghostgirl se presentan en el blog de la página web de la exitosa autora”, comenta orgullosa.

Estas fiestas fueron motivo para que su clientela se inclinara por las galletas navideñas personalizadas para empresas, las cookies vitreaux, una combinación de galleta y caramelo, y las cookies extra large de unos 25 centímetros para los niños en forma de ángeles, Papá Noel y casitas navideñas. Pero las excusas para regalarse alguno de sus productos no se acaban nunca. ¿El costo? Los pasteles cuestan entre 10 y 15 euros la porción, y las galletas y cupcakes entre 3 y 8 la unidad.

–¿Cómo llegó a dedicarse al diseño de pastelería?

–Desde los 20 años tuve afición por la pastelería y estudié Bellas Artes en la Argentina. Los frecuentes viajes de mi marido a Inglaterra por trabajo hicieron que me dedicara de lleno al perfeccionamiento de la pastelería de diseño y encontré a la maestra ideal, una inglesa que me transmitió todos los secretos del sugarcraft y también hice cursos de pastelería francesa en el Atelier de Pierre Herme de París. Debido al éxito de mis pasteles y de la gran cantidad de pedidos para aprender a hacerlos, en el año 2002 creé mi empresa, Cakes Haute Couture (Pasteles y Cookies de Alta Costura), donde pude aunar mi pasión por las bellas artes y la pastelería.

–¿Cómo se expandió la pastelería de diseño en el mundo?

–La tradición de pasteles de boda a medida es muy antigua. La primera referencia que se tiene es el fabuloso e intrincado pastel nupcial de la reina Victoria en 1840. Pero la pastelería de diseño ha tomado un gran auge aproximadamente en los últimos diez años y ofreció un abanico de posibilidades dulces como minicakes, cupcakes, cookies, etcétera. En España, Cakes Haute Couture ha sido la empresa pionera en pastelería de diseño desde el año 2002.

–¿Cuáles son las tendencias actuales en el rubro?

–La tendencia actual es una vuelta al clasicismo, pero con toques contemporáneos: ya no están de moda los pasteles torcidos llamados Wimsy Cakes o Wonky Cakes ni los demasiado simples; el estilo ahora es más sofisticado y dramático. Nuestra propuesta para 2010 son pasteles de varios pisos con detalles barrocos de perlas de azúcar, bordados, monogramas caligráficos, damascos y camafeos, y flores de azúcar de aspecto realista. Se imponen los colores teatrales, también el blanco y negro, y detalles en oro y con purpurina comestible. También la tendencia son las minicakes o cupcakes decoradas cada una como una verdadera joya y presentadas en pirámide o en cake stands.

–¿Qué es lo que distingue a la pastelería de diseño?

–La diferencia es que los clientes pueden conseguir el dulce de sus sueños, totalmente a medida y con un diseño exclusivo; por ejemplo, se reproducen los bordados de los vestidos de novia o el ramo de la novia en flores de azúcar, o detalles de las invitaciones de boda y hasta pueden tener una galleta como souvenir para sus invitados donde se reproduce exactamente su vestido de novia. Y por supuesto la gran diferencia es también el uso de los mejores ingredientes, en su mayoría orgánicos, y la posibilidad de tener un sabor de pastel a medida, delicioso, innovador y vanguardista. El uso de texturas moleculares, flores, frutas exóticas y hasta cremas con el sabor de un cóctel, como por ejemplo el “Cosmopolitan”. La idea es darle al cliente un abanico de posibilidades en su elección, para lo que se le realiza una prueba de distintos sabores y muestras de colores y diseños.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Galletas a medida
    Por Sonia Santoro
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared