SOCIEDAD

“Hablamos de amor”

¿Saben una cosa? Fue terriblemente emocionante (resolver en causas sobre matrimonio entre personas de igual sexo), porque sobre todo en la unión de las mujeres (Ramona Arévalo y Norma Castillo) sentí vergüenza de la sorpresa que no pude evitar cuando las vi”, contó la jueza porteña Elena Liberatori al dedicar unos minutos a su rol en los casamientos realizados en la ciudad. “Yo pensé que en esto estaban más los jóvenes por una cuestión militante y de empujar este proyecto de ley. Y estas personas lloraron ante mí y temblaban. Y tuve que decirle a la abogada que me permitiera hacer entrega de la sentencia a ellas mismas, y no a la abogada, como se estila. Es decir: (los jueces y las juezas) hemos vivido en forma directa la emoción que tenía esta gente, y de cosas tremendas que tuve que oír, como ‘gracias a este papel, hoy mi vida está dignificada’”.

Reacciones judiciales como las anulaciones que se intentaron en Buenos Aires, agregó, “demuestran hasta dónde se puede llegar en aras de no reconocer algo. Señoras, señores, compañeros, ciudadanas, estamos hablando de un sentimiento de amor, que es lo único que en este caso estaba en juego en el pedido de estas personas”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.