SOCIEDAD › OPINION

Rolinga de playa

 Por Juan Forn

Ayer a la mañana temprano, cuando bajé a caminar por la playa, me crucé con un amigo del pueblo que me contó una historia sensacional: hay un viejo rolinga de toda la vida, ex bañero devenido techista, jardinero y busca en general, que venía anunciando desde hace un mes que por fin iba a cumplir su sueño de ver en vivo a los Stones. Es un cincuentón que siempre anda enfundado en los mismos jeans bombilla, zapatillas de básquet y la lengua de Jagger tatuada en el pecho, sobre el corazón. Dicen los que lo conocen de siempre que, en sus buenos tiempos, el tipo se parecía bastante a un stone, pero aunque sigue flaco, tirando a esquelético, los años le fueron volando las chapas sin compasión y lo único que le fue quedando de la melena es la cola de pato que le tapa la nuca. La cuestión es que el tipo juntó mango sobre mango hasta comprarse una entrada para el primer concierto, porque él no iba a esperar hasta el jueves de ninguna manera, y llevaba semanas haciendo bandera por los bares: imaginen lo rolinga que era, que aunque el concierto caía justo en la fecha del décimo aniversario de su casamiento, el tipo se iba a River igual. Iban pasando los días, y el tipo se daba cada vez más manija, hasta que el lunes a la noche apareció eufórico por un bar, del brazo de su mujer. Ella portaba unas brutas tetas y él un quincho en la cabeza igual al de Ron Wood, y se puso a farolear delante de todos: si sería de fierro la jabru, que se lo había llevado a Mar del Plata esa mañana y, como regalo de aniversario por anticipado, le pagó el entretejido y ella se hizo las gomas. Corrió el fernet para todos, hubo brindis por los Stones, por el quincho del rolinga y por las tetas de su jermu hasta que alguien le preguntó a ella si le había salido muy caro todo. “Para nada”, contestó la mina. “A lo que revendí en Mar del Plata la entrada de este boludo, me quedan unos mangos todavía para hacerme la jeta después de la paliza que me va a dar.”

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.