SOCIEDAD

Todavía hay fuego

Las malas condiciones climáticas dificultaban ayer la extinción del incendio en el rompehielos “Almirante Irízar”, a pesar de que un equipo de treinta hombres trabajaba en turnos rotativos para enfriar su sector externo y evitar que se propaguen los focos que persistían en su interior. Las maniobras de remolque del buque a la base naval de Puerto Belgrano continuaban demoradas, además, porque peritos intentan determinar la flotabilidad del barco.

Cuatro barcos de la Armada trabajaban ayer en cercanías del rompehielos. Las condiciones meteorológicas, con vientos de moderados a fuertes y un intenso oleaje, persistían en la zona, lo que dificultaba la actividad del aviso Suboficial Castillo, buque que posee un sistema hidrante.

Un vocero de la Armada destacó que el remolque a Puerto Belgrano podría tardar varios días. El jefe del escuadrón aeronaval 3 con asiento en la base Almirante Zar de Trelew, Juan Carlos Bazán, reconoció que “lo ideal” sería remolcar el rompehielos a la base de Puerto Belgrano. “Es el mejor lugar para las tareas de reparaciones porque allí están los talleres y el personal especializado”, evaluó, quien sin embargo sostuvo que “no hay que descartar ningún puerto, sobre todo los próximos”.

En tanto, el juez federal Ricardo Sastre, que investiga las causas que dieron origen al incendio, no descartó que una falla humana haya sido lo que originó el fuego, tras haber tomado testimonio ayer a 13 suboficiales que estaban en la guardia del barco. El magistrado sostuvo que “los que fabrican las máquinas son personas”, al referirse a las posibles causas del incendio que destruyó gran parte del rompehielos.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.