radar

Domingo, 2 de septiembre de 2012

VALE DECIR

Doble de riesgo

Una investigación realizada por la revista Slate, en Estados Unidos, recopila datos y declaraciones que dan por resultado que, en China, la gente rica y poderosa contrataría a dobles para cumplir sus sentencias carcelarias. Al parecer, el fenómeno estaría tan extendido en el país oriental que tiene nombre propio: Ding Zui (“ding” significa sustituto; “zui”, crimen). Acorde con un policía entrevistado por el periodista Geoffrey Sant, “la práctica no es común, pero tampoco extraña”.

Uno de los casos registrados data de mayo de 2009, cuando un acaudalado joven de 20 años llamado Hu Bin atropelló y asesinó a un ingeniero de telecomunicaciones de 25. Las imágenes tomadas por periodistas y espectadores registraron que el conductor y sus amigos fumaban y reían a la espera de la policía (que, más tarde, mentiría sobre la velocidad del vehículo). Para indignación de la gente, el muchacho recibió una pena excepcionalmente ligera. Para mayor indignación, ni siquiera fue él quien la cumplió: según los medios chinos, habría sido un doble de alquiler.

¿Otros casos reportados? El de un propietario de una empresa de demolición que, tras tirar ilegalmente abajo una casa a principios de este año, habría contratado a un vagabundo, prometiéndole 31 dólares por cada día que lo supliese tras las rejas. O el de un motociclista que, tras matar a un peatón por manejar descuidadamente, habría pagado 8 mil dólares a su “reemplazo”.

Uno de los ejemplos más resonantes, sin embargo, explotó las últimos semanas y le corresponde a Gu Kailai (otrora apodada la “Jackie Kennedy del Este” por su glamour y el poder de su esposo, el político Bo Xilai). Tras comprobarse que la mujer envenenó con cianuro al empresario británico Neil Heywood, recibió la pena de muerte (que, luego, fue modificada a cadena perpetua). Tras el escándalo, los comentarios de los cibernaturas no se hicieron esperar, rabiosos por el trato preferencial de Kailai y porque, según dicen, quien cumple condena no es ella sino una mujer llamada Chao Tianshao, de 46 años, otra doble de riesgo.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.