SANTA FE

Después de 30 años, les llegó el turno a los aviadores represores

La justicia federal ordenó la detención de un brigadier y un comodoro por violaciones a los derechos humanos en el norte provincial.

Treinta años tuvieron que pasar para que la justicia investigara el rol de la Fuerza Aérea en la represión ilegal en el norte santafesino. Y ya hay dos presos. El juez federal de Reconquista, Virgilio Palud, ordenó ayer la detención del ex jefe de la III Brigada Aérea durante la dictadura, brigadier (RE) Jorge Arturo Van Tiennen, 24 horas después de haber encarcelado a otro aviador: el ex interventor militar en el municipio de Reconquista, comodoro (RE) Danilo Sambuelli, quien en aquella época ostentaba el grado de capitán. Van Tiennen zafó de la indagatoria por razones de edad y de salud, pero el magistrado dispuso su prisión domiciliaria, mientras que Sambuelli negó los cargos que pesan en su contra y ahora está preso en la misma base donde operó hace tres décadas. Ambos están acusados por violaciones a los derechos humanos. Varias víctimas reconocieron la III Brigada Aérea como un centro clandestino de detención ("Un depósito de personas con calabozos, donde algunas eran sometidas a vejámenes y torturas y luego trasladadas a Santa Fe", dijo Palud). Y esta semana, tres denunciantes lograron identificar al segundo eslabón del circuito represivo en el norte: el cuartel de la Guardia Rural Los Pumas, en Santa Felicia, a pocos kilómetros de la ciudad de Vera.

En declaraciones a emisoras de Santa Fe y de Rosario, el juez Palud explicó cómo comienza a descorrerse el velo del rol de la Fuerza Aérea en la represión. "Lo que tenemos en claro es que esta gente (víctima del terrorismo de Estado) pasó por la III Brigada Aérea de Reconquista. No tenemos precisiones sobre el tiempo en que podría haber estado allí, pero hemos podidos determinar la existencia de calabozos y lugares reconocidos por personas que estuvieron en tránsito en ese lugar, previo paso a lo que fue la famosa seccional 4 o el cuartel de la Guardia de Infantería Reforzada, en la ciudad de Santa Fe".

-¿Cuántas personas cree que pasaron detenidas por la III Brigada Aérea?

-No puedo precisar un número con exactitud porque todos los días aparecen personas que pasaron por allí, pero no todos se animan a prestar declaración testimonial.

-¿Quiénes tenían la responsabilidad de chupar a la gente? ¿La Policía de Santa Fe, el Ejército o la Fuerza Aérea?﷓, le peguntó un colega de LT 10.

-Lo que tenemos hasta ahora es que la responsabilidad era de gente de Santa Fe perteneciente al Ejército o a la policía de la provincia que utilizaron la III Brigada Aérea como depósito de personas luego de la detención y como paso previo a ser trasladados al sur.

-¿O sea que no habría participación directa de la gente de la III Brigada Aérea de Reconquista?

-Eso es lo que surge hasta el momento, no descarto que pueda haberlo. La investigación judicial pudo reconstruir los eslabones del circuito represivo.

"Los detenidos seguían el mismo derrotero: pasaban la Unidad Regional 9 de Policía, desde allí los trasladaban a la III Brigada Aérea, donde algunos fueron sometidos a vejaciones y torturas ahí mismo y a otros los trasladaban a la ciudad de Santa Fe: a la seccional 4ª o a la Guardia de Infantería Reforzada que son lugares históricos", dijo el juez Palud por LT 8.

-¿Y cuál es el rol que usted entiende que le cupo a Sambuelli?

-Los testigos que estuvieron detenidos en la Base Aérea dicen que Sambuelli habría sido el encargado de dar las órdenes para proceder a las detenciones y al traslado. Sambuelli era capitán en ese entonces de la III Brigada Aérea y ahora estamos colectando elementos probatorios para resolver su situación procesal﷓, contestó el magistrado.

Esta semana el juez Palud allanó el cuartel de Los Pumas, en Santa Felicia, que tres víctimas reconocieron como el centro clandestino de detención donde estuvieron secuestradas y sufrieron torturas, en febrero de 1977. Enriqueta García, Máxima Ortiz y Alberto Romero ﷓acompañados por el abogado Gabriel Hernández y el juez Palud﷓ identificaron la sala de interrogatorios y tormentos en el mismo lugar donde hoy funciona la oficina del director de Seguridad Rural.

"Hemos podido visualizar, a 30 años de haberlo padecido, los lugares donde sufrieron tormentos y vejaciones de todo tipo. Las cosas están más o menos iguales, con los cambios lógicos del tiempo y es un paso más que estamos dando hacia adelante en la reconstrucción de la verdad de aquella época nefasta que vivió el país", dijo el doctor Palud a FM Activa de la ciudad de Vera.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Virgilio Palud estuvo en el cuartel de la Guardia Rural Los Pumas en Santa Felicia. Tres víctimas lo reconocieron como el centro clandestino donde estuvieron secuestradas en 1977.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.