CIUDAD › ASEGURAN QUE HAY MENOS TAXIS CIRCULANDO

De noche ya escasean

Los titulares de licencia de taxis sostienen que de noche ya existe una marcada disminución de unidades en circulación. Desde la Municipalidad niegan que se registre un descenso.

 Por Guillermo Zysman

Aunque los taxistas aún no confirmaron la interrupción del servicio nocturno un día de la semana próxima en reclamo de mayor seguridad, los titulares de las licencias admitieron que, en los hechos, ya existe una marcada disminución de las unidades que circulan durante la noche. "No hace falta decretar un paro, la realidad marca que faltan choferes y que muchos taxis no salen a la madrugada por temor", reconoció Mario Cesca, desde la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (ATTI). José Tornambé, dirigente de una de las cámaras del sector (Catiltar), comentó además que "muchos peones se convirtieron en los últimos meses en colectiveros por el sueldo que cobran y porque es más seguro". El director de Transporte de la Municipalidad, Ignacio Iñíguez, confió a este diario que de acuerdo a las fiscalización que realiza el municipio "no se ha notado un descenso en el servicio nocturno de taxis". En ese sentido informó que durante la semana circulan entre 700 y mil unidades, mientras que viernes, sábados y domingos hay entre 1200 y 1400 taxis en las calles.

Al respecto, desde la Secretaría de Servicios Públicos recordaron que las medidas oportunamente promovidas por el Departamento Ejecutivo y aprobadas por el Concejo Municipal para mejorar el sistema (cantidad de horas que debe circular cada coche de manera obligatoria de acuerdo al número de choferes que posee y el sistema de radiollamada) fueron suspendidas en su aplicación a mediados de año por la Justicia al hacer lugar a los recursos de amparo presentados por los tacheros.

De cara a la asamblea del lunes, donde los integrantes del Sindicato de Peones de Taxis evaluarán interrumpir el servicio entre las 22 y las 6 al menos un día de la semana próxima en reclamo de mayor seguridad tras efectuar un balance de lo ocurrido el fin de semana, los empresarios del sector reconocieron que, en realidad, ya existe una fuerte disminución de la circulación nocturna de las unidades.

"Esto lo venimos notando hace tiempo, no es nuevo, ahora trasciende por los últimos hechos de violencia registrados", aclaró Tornambé en diálogo con Rosario/12. El dirigente de Catiltar reconoció que "muchos de nuestros 500 asociados dejaron de tener dos choferes porque muchos peones dejaron de serlo y no se consiguen. Por un lado por el temor a manejar de noche y por otra parte por lo que cobra un colectivero"

Cesca comentó a este diario que "con este estado de seguridad el servicio se corta sólo, no hace falta que se decrete un paro. Anoche (por la madrugada del viernes) no se vio presencia policial ni siquiera después de los incidentes del miércoles. Si el fin de semana hay un taxista herido grave seguramente no habrá servicio nocturno por mucho tiempo".

Según la información proporcionada por los inspectores tras las ficalizaciones municipales, Iñíguez aseguró que no hubo en los últimos meses "una disminución en el servicio nocturno. Personalmente el jueves a la noche llamé a un radiotaxi desde un barrio y no tardó en llegar". El director de Transporte estimó que entre lunes y miércoles circulan 700 taxis por las calles de la ciudad, el jueves esa cifra trepa a mil y durante el fin de semana oscila entre 1200 y 1400 unidades.

Tanto Cesca como Tornambé se mostraron escépticos sobre una posible disminución de los asaltos a las unidades. "Ningún método es infalible, si no hay presencia policial es muy poco probable que haya más seguridad", indicó Cesca. "Las promesas que hizo el Ministerio de Gobierno en febrero tras el asesinato de (Jorge) Poremba no se cumplieron, después los peones nos echan la culpa a nosotros, dicen que no queremos invertir en seguridad pero es el poder político el que no cumple", apuntó Tornambé.

Por su parte, el edil radical Jorge Boasso recordó ayer que el Concejo sancionó en el 2003 una ordenanza por él presentada que establece la obligatoriedad de aplicar al menos un mecanismo de seguridad a bordo de las unidades. Originalmente la normativa planteaba el carácter optativo de la implementación de alguna de las opciones existentes y fue modificada en el Palacio Vasallo a raíz de los sucesivos hechos de violencia que padecieron los trabajadores del volante. Boasso denunció que la ordenanza no se está cumpliendo y que el municipio no ejerce el poder de policía.

Compartir: 

Twitter
 

Mario Cesca, de la Asociación de Titulares de Taxis. "Faltan choferes y muchos no salen de noche por temor".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.