DEPORTES

Sufrió más de lo que debía

2 Atlético Rafaela: Conde; Gómez, Niz, Vittor, Sacks; González, Bastía, Serrano, Depetris;

Royón, Albertengo. DT: Roberto Sensini.

3 Newell ́s: Ustari; Díaz, Ortiz, Fernández, Corbalán; Mateo, Faravelli, Bernardi; Tévez,

Rodríguez, Figueroa. DT: Gustavo Raggio.

Goles: PT 8m Rodríguez (N), 16m Fernández (N), 30m Bastía e/c (N), ST 20m Sacks

(AR), 38m Vittor (AR).

Cambios: PT 42m Castro por Rodríguez (N), ST Desde el inicio Montiel por Serrano (AR),

10m Martín Díaz por Niz (AR), 22m Pol Fernández por Depetris (AR), 27m Orzán por

Faravelli (N) y Fydriszewski por Figueroa (N).

Arbitro: Patricio Loustau.

Cancha: Atlético Rafaela.

Si Ortiz no ponía la espalda para rechazar lo que hubiera sido el empate de Rafaela, Newell ́s se encontraría lamentando un partido que lo tuvo como dominador durante 70 minutos. En apenas media hora, la lepra tenía tres goles de ventaja, pero Rafaela se recuperó y el equipo de Raggio falló a la hora de definir los contragolpes que tuvo. El rojinegro consiguió la segunda victoria en el torneo y alcanzó las 8 unidades.

La tónica del comienzo fue similar a la de todos los partidos que lo tienen a Newell ́s como protagonista. A pesar de ser local, Rafaela resignó posesión y optó por el contragolpe en transiciones rápidas. Cómodo con la elección de su rival, la lepra pudo dominar la pelota con fluidez y, sobre todo, espacios, más allá de que las dimensiones de la cancha lo dificultan. Maxi rubricó la superación en la red a los 8 minutos, con una definición de categoría y un gran pase de Ustari. Antes del cuarto de hora, el equipo de Raggio consumaba en la red su supremacía.

Lejos de refugiarse como en encuentros anteriores, Newell ́s siguió en campo rival, abriendo el juego a las bandas, principalmente para el despegue de Tévez por la derecha. Rafaela, desconcertado, no hacía pie en su estadio. Por ese motivo no fue sorpresivo el gol del Coty Fernández, el primero desde su vuelta al club. El central se elevó tras un córner y conectó firme al segundo palo. Iban apenas 17 minutos y la lepra se encontraba dos goles arriba. Al instante, Faravelli casi convierte el tercero. Eficacia como pocas veces tenían los de Raggio.

Rafaela esbozó una tibia recuperación, pero se encontró con una buena tarea de Ustari. Sin embargo, el intento del local no tenía elaboración, provenía solo de acciones aisladas y aún con cautelas inexplicables ante el resultado negativo. Newell ́s, más suelto que nunca, siguió explotando a Maxi, incontenible. A la media hora, Niz se puso nervioso ante la marca del jugador de la selección, perdió la pelota y Rodríguez envió un pase al medio que Bastía metió en su propia puerta. Fue una de las últimas acciones del delantero, ya que debió salir del campo por una molestia. El karma leproso de las lesiones no se detiene.

Sensini intentó modificar el rumbo esquivo con un cambio en el entretiempo, pero las cosas ya se vislumbraban resueltas por dos motivos. Por razones propias y ajenas. Por un lado, cierta inexpresividad para arrinconar a Newell ́s. Rafaela era un equipo tibio, de poco vuelo. Pero por otro lado, la lepra se mostró muy firme en defensa, Mateo cerró siempre cerca de los centrales y contribuyó a mantener la solvencia. Pero con el correr de los

minutos, la lepra comenzó a sentir el gasto del primer tiempo y, también, mermó energías teniendo en cuenta que el sábado recibe a Estudiantes.

El local aprovechó y a pesar de disponer de escasos atributos, llegó al descuento por intermedio de Sacks. Newell ́s perdió movilidad y desmarque en el mediocampo, Raggio lo percibió rápido y buscó aire con el ingreso de Orzán y Fydriszewski. Con los cambios, la lepra ganó en tranquilidad y recuperó la resistencia que había perdido en la zona de volantes. Mantenía el juego lejos de su arco, impacientaba a Rafaela, pero no encontraba tranquilidad porque dilapidaba chances claras para conseguir el cuarto.

Al no poder ingresar al área con facilidad, Rafaela se redujo al remate desde lejos, vía a través de la cual consiguió el segundo descuento con un pelotazo de Vittor. Los minutos finales fueron electrizantes, Rafaela acorraló a Newell ́s, que se defendió como pudo. Ortiz se jugó la vida para quitarle el gol a Albertengo con la espalda. La lepra pedía la hora y lamentaba las ocasiones desperdiciadas. Así cerró el resultado, reclamándole a Loustau que pite el final de un partido que ganaba por tres goles de diferencia a los 30 minutos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.