DEPORTES › ASUMIO "POMELO" MARINI COMO TECNICO DE ÑULS

"Es un desafío importante"

Después de que Cúper le dijera que no a López, el presidente del club lo contrató a Marini. "Creo que es una buena oportunidad para mi crecimiento profesional", destacó.

 Por Alejo Diz

Al no tener como opción ningún profesional de prestigio, y luego de que se esperara por días una respuesta de Héctor Cúper que nunca llegó, Eduardo López decidió poner en manos de Pablo "Pomelo" Marini la delicada situación deportiva que atraviesa Ñuls. El ex ayudante de campo de Américo Rubén Gallego asumió ayer como nuevo conductor del plantel leproso. Su llegada el parque Independencia se confirmó pasadas las 16.30, cuando el propio Marini ingresó al complejo polideportivo. "Creo que es una buena oportunidad para mi crecimiento profesional", destacó el técnico tras dirigir su primer ensayo. "Realmente es un desafío importante. Es una situación difícil, donde el equipo arrastra muchas derrotas, pero considero que si Eduardo (López) me eligió para esta función es porque debo tener capacidad. Confío en que podamos salir adelante", apuntó Marini.

Como le gusta a López, Marini llegó en silencio y sin entregar frases grandilocuentes. Mientras los jugadores titulares corrían alrededor de la cancha auxiliar, los suplentes jugaron un partido con la reserva donde el nuevo entrenador desplegó parte de su reportorio: siguió de cerca los movimientos de ambos conjuntos, remarcó algunos yerros tácticos y fue enérgico para corregir lo que pretende de los jugadores. Pero al enfrentarse por primero vez a los periodistas se mostró cauto y dispuesto al diálogo. "Me vine de México porque para mi esto es un crecimiento personal y porque se trata de Ñubel. No tengo más que palabras de agradecimiento para el Tolo (Américo Gallego) y a todos los directivos del Toluca, que en ningún momento me impidieron venir y me abrieron las puertas para que tome la decisión que quisiera", explicó Marini.

"Acá se da una situación complicada en lo futbolístico -señaló-, pero el grupo está muy bien. Nos conocemos y eso hace que se acorten los tiempos", agregó luego de admitir que "al llegar me sentí como volver a mi casa".

Marini tiene pocos antecedentes como entrenador. Tras sacar campeón a Argentino en Primera C se incorporó a Ñuls, donde desempeñó el trabajo de observador de rivales para el cuerpo técnico que lideró Gallego. El año pasado el Tolo lo incorporó a su grupo de trabajo como ayudante de campo. Aunque Marini parece tener definido sus objetivos como entrenador: "Ñuls debe ser un equipo protagonista", afirmó. "Tengo mucha satisfacción porque uno hace poco que empezó a trabajar en esto. Y ahora estoy en Ñuls como responsable máximo. Tuve mucha alegría cuando me llamaron, y hasta me sorprendió porque todos somos conscientes que hay muchos técnicos capaces. Es un orgullo que me hayan llamado", reconoció el nuevo profesional leproso.

El preparador físico del equipo será Octavio Manera --hijo de Eduardo Luján Manera, que actuara como técnico de Ñuls en 1993--, y los ayudantes de campo serán Marcelo Grioni, quien acompañó a Marini en Argentino, y Diego Torrente, hermano menor de Javier, quien fuera colaborador de Marcelo Bielsa.

"El sueño no era sólo llegar a Ñuls, sino hacer las cosas bien y que ganemos. Con el grupo charlamos mucho y veo que están muy metidos, motivados y comprometidos con la situación. Creo que todo ese esfuerzo lo van a llevar a cabo para salir adelante. Es de conocimiento público que soy hincha de Ñubel y eso significará un plus para mí en cuanto a responsabilidad", confesó Pomelo.

"La decisión rápida y pensada", aseguró el ex asistente de Gallego. Marini llegó el domingo al país, se reunió con López en Buenos Aires antes del partido con Lanús y ayer por la tarde apareció en Bella Vista para tomar la conducción del plantel, en reemplazo de José Machetti.

"Me gustan los equipos protagonistas. Al hincha vamos a brindarle todo el trabajo que sea necesario y suficiente como para lograr los triunfos", adelantó Marini. "Fue una emoción muy grande volver al club. En este poco tiempo que llevo trabajando como entrenador pasé vivencias muy fuertes e importantes, y eso te da experiencia para asumir lo que hay que hacer", agregó el flamante entrenador leproso, que en una de las preguntas referidas a la mala suerte que padece del equipo salió con una chanza: "¿Si tengo el teléfono del Padre Ignacio? No, yo tengo a otro barba arriba (en referencia a López)".

Compartir: 

Twitter
 

Marini tuvo ayer el primer encuentro con el plantel rojinegro en Bella Vista. "Acá se da una situación complicada en lo futbolístico", señaló.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.