DEPORTES › HABLA EL EX JUEZ BERGES, TRAS LA DENUNCIA AL PRESIDENTE DE ÑULS

"Los socios deben perder el miedo"

Mariano Bergés es el abogado que logró encarcelar a Di Zeo y
a otros barras de Boca. Ahora presentó una denuncia contra
López en Rosario y asegura que "se va a terminar la impunidad".

 Por Alejo Diz

El ex juez Mariano Bergés ganó protagonismo público en el mundo del fútbol cuando denunció por coacción a los barras de Boca, algunos de los cuales hoy están privados de su libertad. Muchas otras intervenciones lideró el otrora magistrado para atacar la violencia que rodea al deporte de la redonda. Pero su nuevo paso lo dio en Rosario, donde días atrás se acercó a los Tribunales para elevar una denuncia penal contra el presidente de Ñuls Eduardo López, el vice Mauricio Nudemberg y los jefes de la barrabrava rojinegra, además de patrocinar a hinchas del club en una demanda similar elevada en Buenos Aires. "Lo de la Comisión Directiva de Ñuls es lamentable", explica Bergés que mantuvo un extenso diálogo con Rosario/12.

"Hace muchos años que estoy trabajando en el tema del fútbol -apunta el ex juez-. A partir de la página web que tenemos con Mónica Nizzardo (www.salvemosalfutbol.com) nos encontramos con gente seria de Ñuls que está tratando de desenmascarar lo que está pasando con ese club, y con mucho gusto los asesoro. Lo hago porque me gusta, porque no tengo ningún interés económico, nunca he cobrado nada y tampoco me interesa cobrar. Es una buena causa. Creo que hay mucha suciedad y me parece útil colaborar para que la gente denuncie".

-¿Con qué se encontró cuando se interiorizó de la situación de Ñuls?

-Lo que tengo muy claro es que la situación de la Comisión Directiva de Ñuls es lamentable. Por eso nosotros volcamos todo eso en una nota que presentamos en la AFA. Independientemente de las denuncias penales que se pueden hacer, y hay motivos para hacer unas cuantas más, me parece que el que tiene que tomar cartas en este asunto es la AFA.

-¿Y por qué no lo hace?

-Debe haber un vínculo, o alguna cuestión de negocios, por la cual la AFA no se mete, pero en realidad no se mete con nadie. Su carácter de supervisor general, como si fuera una especia de Superintendencia de Seguros que regula todas las compañías, no lo ejerce nadie. Entonces nosotros lo que estamos tratando de hacer es posicionar a los socios que han hecho la denuncia en Buenos Aires (otra de las investigaciones abiertas contra López). Nosotros hemos visto una cantidad de cosas y los socios tienen la obligación de denunciar.

-¿Por qué se permite que se llegue a una situación como la de Ñuls, donde no se realizan elecciones, no se permite el disenso y hay un pedido de intervención de parte de Fiscalía de Estado que nadie ejecuta? La sensación de impunidad es muy grande.

-La sensación de impunidad es tremenda, y también la sensación de miedo. Le digo la verdad, más allá de lo que uno pueda conocer, cuando estuve en Rosario me encontré con profesionales muy preparados con el tema de la violencia en el fútbol y lo que pasa en los clubes. Sin embargo hay un temor muy grande en la ciudad y a ningún abogado se le ocurrió sentarse a escribir una denuncia. Pero en Buenos Aires vencieron ese temor y por eso los socios hicieron la denuncia. Yo les dije que mientras pueda trabajar lo haré sin problemas y ojalá que se pueda sumar a otros personas. Y no hablemos todavía lo que tiene que ver con la venta de los jugadores. Estamos hablando sólo de la violencia. Pero si nos metemos en las transferencia de futbolistas vemos que los clubes están en bancarrota porque sus directivos están haciendo unos negocios tremendos. Eso es un tema de casi todos los clubes, no solamente de Ñuls.

-En el caso de Ñuls la Afip presentó una denuncia penal contra el presidente por evasión impositiva.

-Y eso se lo hicimos saber a la AFA, aunque estamos seguros que nosotros sabemos sólo una parte de lo que pasa en Ñuls. La idea es contribuir también con iniciar acciones en la Inspección General de Justicia, no sólo de Santa Fe por si no se hace cargo, sino también en Nación. Lo que a mi me extraña un poco es cómo se mantienen determinas leyendas durante tantos años, como es el tema de López que está al frente de un club sin que nadie pueda lograr que se realicen elecciones. Creo que el problema pasa por ahí. La gente que es socia del club debe ir perdiendo el miedo. Una vez que se le pierda el miedo a esta gente, en tres meses a López lo sacan. Estoy seguro de eso. No estamos hablando de Capital Federal donde hay 15 clubes. En Rosario hay dos clubes grandes y de Ñuls hay un montón de gente. Tiene gente en la Justicia y en el gobierno. Es cuestión de que se le pongan un poco encima y se den cuentan como es la cosa. Yo creo que lo pueden remover en dos o tres meses.

-Eduardo López nunca ha tenido un revés judicial importante en la Justicia. ¿Eso no lo desalienta?

-Yo tengo 44 años y desde que salí del colegio secundario trabajé toda mi vida en Tribunales. Por esas cosas de la vida a los 31 años me nombraron juez y estuve 11 años siendo juez de instrucción penal. Entonces no me preocupa ninguna cuestión judicial. Antes de empezar estas causas yo las tengo terminadas y guardadas en archivo. Yo sé cómo funciona la Justicia en la Argentina, pero también sé que si uno no hace la denuncia no va a llegar nunca a ningún lado. Eso pasó con Rafael Di Zeo. Hace un año y medio todo el mundo me cargoceaba. Les decía que será lento pero que finalmente será detenido. Ya fue condenado y terminó preso. Si se trabaja con paciencia no solamente López, cualquier tipo de dirigente que está sospechado o indicado como una persona corrupta a nivel económico o violento debe irse. Y para eso hay que denunciar.

-¿Cree que las investigaciones prosperarán y que la denuncia cumplirá su objetivo?

-Soy optimista por naturaleza. Tengo muy claro que si empujo de a poco y el resto de la gente se empieza a movilizar la cosa caminará sola. Si no nos quedamos a ver al presidente custodiado por la barrabrava en la platea sin que la policía haga nada, a la Afip que no se mete y a la Justicia que está arreglada con los dirigentes, no vamos a ningún lado. Es una cosa tan patética que yo creo que uno debe hacer la denuncia. De 100 denuncias, 99 van a ir a parar al archivo, pero con una alcanza.

-¿Cuál cree que es la salida institucional para Ñuls?

-Estoy convencido que si los socios de Ñuls se ponen de acuerdo y se movilizan, como en la marcha del 28 de febrero, hay una salida. Pero se debe hacer la denuncia en la policía sobre los que les pasó en aquella marcha. Está bien, no digo que sea tan fácil porque me pueden decir que yo no estoy en Rosario y pienso que van a la policía a hacer la denuncia les van a dar bolilla. No, yo entiendo que es difícil, pero una marcha, luego otra, una denuncia por allá, otra por acá y al fin la Justicia se tendrá que mover. Creo que esto va a terminar con la Comisión Directiva desplazada y con una nueva conducción que yo personalmente no tengo nada que ver. Quiero estar bien alejado de las cuestiones partidistas. Lo mío sólo es colaborar. Parece un poco tonto, pero así fue como formamos la página de Internet, que la hizo Mónica Nizzardo después de un gran revés judicial (era dirigente de Atlanta, denunció a un barra por amenazas pero poco se logró). En vez de deprimirse Nizzardo habló conmigo y empezamos a trabajar. Uno a veces se contagia de ella por lo que trabaja. Yo tengo mis temas profesionales, pero le destino una tercera parte de mi vida a hacer este tipo de cosas.

-¿No hace falta una decisión política para comenzar a trabajar sobre la violencia en el fútbol?

-Por supuesto que sí. No le quepa ninguna duda que eso debe ser así, pero mientras tanto, hasta que la decisión política llegue, creo que la ciudadanía pueda colaborar. Tomo como parámetro lo que pasó el año pasado en la provincia de Buenos Aires cuando no se le permitió ingresar a los barras de Boca al partido con Racing porque estaban condenados. Eso existió porque el Coprosede determinó eso, lo ratificó el Ministro de Seguridad y luego el gobernador. Eso se llama decisión política. Y si necesitamos que el fútbol sea más limpio, entonces que la Afip se meta a controlar los contratos de los jugadores, los intermediarios que están en el medio, y demás. Todo eso es importante.

-Pero también es necesario que se comprometa la AFA.

-Por supuesto que sí, pero eso pasa por una decisión institucional. Me da la impresión que la AFA todo lo permite. Como ese lema que repite el presidente (Julio Grondona) de que "todo pasa".

-¿Tienen algún precisión sobre la situación económica y financiera de Ñuls?

-No estoy en condiciones de hablar de eso. Por ahora estamos con las denuncias que tiene que ver con la violencia. Pero seguramente en poco tiempo más vamos a poder ingresar en esos temas. También se dice que hay un problema edilicio con el estadio (Coloso del Parque). Y la Cámara de Apelaciones está por resolver el tema de intervención. No puede ser que eso siga igual cuando la intervención se pidió en el 2004. Pero cuando usted lo dice, cuando yo lo digo en la denuncia, cuando los socios lo empiezan a decir más fuerte, la gente le comienza a perder el miedo a López y a este señor Nudemberg. Cuando las cosas se repiten tanto alguien las ve y de golpe, de la noche a la mañana, usted lo tiene resuelto. De golpe se le decretó la quiebra a Ñuls, aunque después se levantó y se habló ahí de la colaboración de la AFA. Lo importante es dejarlos en evidencia.

Compartir: 

Twitter
 

Para el doctor Bergés, "hay que seguir denunciando porque si no las cosas no cambian". Sabe que en Rosario "López tiene impunidad, pero de a poco se le va ir terminando".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.