CULTURA / ESPECTACULOS › RADIO ROSARIO CLASICA SIN UN LUGAR EN EL DIAL

Algo grande puede perderse

La titular de la emisora de FM dedicada exclusivamente a la
música clásica, explicó los pormenores de un proceso que
terminará con la radio fuera del 100.1 que ocupa desde 1993.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Durante poco menos de 14 años, Radio Rosario Clásica se convirtió en un oasis para aquellos oyentes que sufrían al recorrer la estandarizada propuesta radial de la ciudad. Instalada desde diciembre de 1993 en el 100.1, la emisora creada y dirigida por Nora Nicotera brindó una programación dedicada a la música culta, cubriendo un vacío que corre serios riesgos de volver a generarse: en pocos días más el proyecto deberá abandonar su espacio en el dial, luego de que el decreto Nº 527/2005 firmado por Néstor Kirchner echara por tierra con las presentaciones formales realizadas por Nicotera en 1999, y que tenían como objetivo normalizar la situación de la emisora.

Luego de que el Comfer declarara la invalidez de los Permisos Precarios Provisorios que durante mucho tiempo colocaron en cierto marco de legalidad a numerosas emisoras, numerosas radios debieron abandonar sus transmisiones. No fue ése el caso de Radio Rosario Clásica, cuya propietaria se inscribió en una adjudicación de frecuencias, llamado a licitación pública de adjudicación directa a la que Nicotera se presentó cumpliendo con los requisitos para lograr la habilitación definitiva. "En el 93 cuando la radio empezó a transmitir cumplí notificando al Comfer, en el 97 hice otra anotación de mi presencia en el aire, dos años después cumplí con el llamado de adjudicación directa para la explotación y funcionamiento de una Fm en Rosario y el Gran Rosario. Pero acá lo que vale es el decreto que firma Kirchner, por el cual otorga diez frecuencias del interior del país, entre ellas el 100.1, que tiene todas estas presentaciones, y cuya adjudicación no fue contestada", detalló a Rosario/12 la directora del proyecto.

En ese sentido, haber seguido los pasos legales a Nicotera no le garantizó lograr el permiso para utilizar la frecuencia de manera definitiva, mientras que empresarios de la ciudad poseen en su poder una decena de espacios habilitados formalmente. Es por ello que la titular decidió llevar el conflicto a un terreno legal, hecho que no evitará que, en poco tiempo, la emisora deba abandonar su frecuencia en el dial.

"Negar la existencia de Radio Rosario Clásica como proyecto genuino de difusión de toda la actividad cultural es como negar que cae agua de una canilla --disparó la titular--. Pero mi problema, en este momento, no es el 100.1. Cuando Kirchner firmó este decreto tuvieron que solucionar el problema legal, así que la frecuencia ya se adjudicó a otro grupo, yo ya la perdí. Lo que a mí me interesa es que, más allá del tema legal, acá hay un proyecto que pertenece a la ciudad, que es Radio Rosario Clásica, que tiene un archivo de 17 mil compacts, que tiene un archivo de programas locales desde al año 93, con títulos valiosísimos. Creo que eso pertenece a la ciudad y yo lo entrego a la ciudad, para alguien que realmente quiera valorar el proyecto. Pero en breve Radio Rosario Clásica va a dejar de transmitir por no tener un lugar en el dial. Y no porque no se hayan tomado los recaudos legales. Soy la única dueña de la radio, no tengo compromisos políticos ni de ninguna índole con nadie. Tengo el registro de la marca y soy dueña de todo lo que la radio tiene, excepto la confirmación de la adjudicación de la licencia aquella del 99. Por lo cual yo tengo que dejar de emitir, y no puedo hacer nada más que decir que lo siento, que estoy muy triste".

Mientras tanto, el emprendimiento impulsado por Nicotera se ofrece como el único espacio radial dedicado al segmento de la denominada música culta. Al respecto, su directora consideró: "Hay muchísimas radios excelentes, pero este es un segmento que no tiene otra alternativa. Y yo esto no lo hago por defender mi fuente de trabajo, sino que puedo ceder el proyecto, porque me interesa que siga al aire, aunque sea sin mí. Esto va más allá de la fuente laboral de una persona o del grupo de trabajo de la radio".

"Yo estoy haciendo lo que me queda por hacer, tratando de sostener el proyecto dignamente, sin ayuda de nadie. No tengo pauta nacional, provincial o municipal, y en este momento tengo a un municipio que niega la existencia de una radio que ellos detentaban como único medio cultural en la época del Congreso de la Lengua. La existencia del proyecto no se puede negar, e invito que aquel que quiera conformar este proyecto en otra frecuencia bienvenido sea. Se arregla en qué condiciones, con Nora o sin Nora, no hay problema, porque yo también puedo desaparecer del proyecto, que necesita un lugar en el dial. Creo que hay que respetar a los oyentes. Hay muchísima gente en Rosario que tiene poder, que tiene frecuencias acumuladas sin proyectos definidos, sino que tienen música al aire. Pero detrás mío no hay nadie, entonces puedo decir y hacer lo que quiera porque soy dueña del proyecto y lo defiendo para los oyentes. Eso me da la libertad de decir que una conducción municipal a la que no le interesa Radio Rosario Clásica. Y es respetable, pero Miguel Lifschitz ni siquiera dejó que le presentara los papeles que la radio tiene. Rosario tiene que reconocer la existencia del medio", resaltó finalmente Nicotera. En paralelo, son los oyentes los que han impulsado una campaña de respaldo a la emisora, y ya suman dos mil las adhesiones recibidas a la casilla [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Nora Nicotera, única dueña de la FM, se presentó todos los papeles para regularizar la radio. La frecuencia quedó en manos de un grupo extranjero y Nicotera inició el camino legal.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.