CULTURA / ESPECTáCULOS › ES INMINENTE EL CIERRE DE LAS SALAS DE EL RAYO Y LA MORADA

El teatro va a perder dos espacios

El aumento del 50 % del alquiler en un caso
y el destino de demolición de un inmueble en
el otro, condenan el futuro de dos grupos.

 Por Julio Cejas

Dos proyectos culturales que han trascendido más allá de la misma ciudad en la que se generaron, dejarían de tener vigencia a partir del cierre de dos espacios vitales como son la sala de teatro El Rayo (San Martín 473) y sala La Morada (Buenos Aires 990). Rosario/12 dialogó acerca de esta lamentable situación con los responsables del grupo El Rayo Misterioso, Aldo El-Jatib, María Olivier y José Pierini y el director Gustavo Di Pinto, del Grupo Esse est percippi y fundador de la sala La Morada. "Nos sentimos responsables -sostuvo El-Jatib- de esta política cultural que ha fomentado el turismo y que al final se transformó para nosotros en una serpiente que se termina mordiendo la cola, nos consideramos parte de los que trabajaron para que Rosario tenga también un reconocimiento como cuidad a nivel internacional, pero ahora padecemos por haber hecho ese trabajo, porque toda esta movida ha encarecido el valor de los alquileres y de las propiedades".

Según el director del grupo, en la actualidad la sala de El Rayo se sostiene con un alquiler de 2000 pesos al que hay que agregarle mil más aproximadamente en concepto de impuestos y gastos de luz. "La situación se agrava -agregó El Jatib- porque la renovación del alquiler se iría a 3000 pesos a fin de año y esto es insostenible para un lugar que no es un comercio y que tiene pérdidas constantes. Actualmente estamos tapando agujeros con lo recaudado en Europa y sobreviviendo gracias a esos ingresos y a los que aporta el Instituto Nacional del Teatro".

Sostuvo también que "las otras instituciones oficiales a las que solicitamos apoyo, argumentan que con este aporte de el INT nos tiene que alcanzar para sostener la sala, pero si hacemos números, comprobamos lo contrario, lo que se recauda por cada función rondaría los 40 pesos aproximadamente y son los únicos ingresos con los que contamos".

Para Gustavo Di Pinto, la sala La Morada atravisa la misma situación: "Este auge de la construcción a la que aludía Aldo al comienzo, implica en nuestro caso la demolición de la sala porque se piensa construir un edificio, funcionaríamos hasta agosto y después trataríamos de continuar en otro lugar, pero los alquileres están tan elevados que nos resulta imposible seguir sin alguna ayuda oficial".

No hay que olvidar que La Morada nació como un proyecto para sostener el espacio que había construido El Rayo en el lugar que fue su primera sala. Ahora los dos grupos vuelven a encontrarse en la encrucijada del desalojo.

"Las dificultades para continuar -amplió Di Pinto-, pasan por el hecho de que no existen espacios adecuados para esta actividad, lo tenemos que pensar nosotros, como la gente de El Rayo pensó en principio la Sala en la que estamos ahora y después donde están actualmente, o sea que no solo hay que pagar el alquiler sino armar el espacio que uno necesita, y esto sin apoyo es imposible".

El desarrollo de los "Experimenta" y el reconocimiento de El Rayo a nivel internacional no se hizo esperar a la hora de difundir la situación por la que atraviesa el grupo. "Hasta el momento hemos recibido más de 200 cartas de apoyo de teatristas de Chile, México, Brasil, Francia, España e Inglaterra, que ven en nuestro trabajo el compromiso y nos ven como un referente del teatro independiente argentino", comentó José Pierini.

Tanto El Jatib como Di Pinto reconocen que también a nivel local y nacional la comunidad teatral se ha pronunciado en apoyo de la continuidad del trabajo de estas dos salas. "Hay que remarcar la preocupación de todos los grupos por la pérdida de estos espacios teatrales, mas allá de las diferencias estéticas o conceptuales que existan", planteó el director del Grupo Esse Est Percippi.

Por su parte Aldo El-Jatib reconoció que "a pesar de los celos profesionales, estamos ante una movida más sincera y real en defensa de nuestro proyecto y esto se debe también a la poca cantidad de salas que hay en la ciudad, lo que potencia el valor de estos espacios".

José Pierini fundamentó el pedido de apoyo que El Rayo hace a la comunidad como una forma de "registrar nuestra trayectoria y la proyección que tienen nuestras actividades tanto a nivel nacional e internacional; perder estas salas sería contradecir el planteo de posicionar a la ciudad como un polo cultural importante, que fue una de las consignas planteadas a partir del Congreso de la Lengua".

El-Jatib tampoco acuerda con los planteos que fundamentan la falta de apoyo económico basados en la idea de que el resto de los grupos estarían en condiciones de pedir lo mismo: "Hay quienes tienen mayores merecimientos, por ejemplo según los comentarios de gente de México, con su labor El Rayo posicionó a la ciudad de Rosario dentro del mapa teatral de ese país". Con iguales argumentos, Di Pinto señaló que "durante estos seis años en La Morada se mostraron 60 obras, lo que implica una cantidad considerable de funciones, ya que algunas de estas obras se han llevado adelante durante tres temporadas o más. Cuando decimos que la actividad teatral de la ciudad pasó por estos lugares, lo hacemos con fundamento".

Otro de los temas que se ponen en juego en estos reclamos es hasta qué punto el teatro que pide apoyo oficial puede considerarse como independiente. El director de El Rayo sale al cruce de estas posturas con una encendida respuesta: "Cuando hablamos de independencia nos referimos a independencia estética y ética, que nadie nos diga que tenemos que hacer tal o cual tipo de teatro , hacemos lo que pensamos que tenemos que hacer, queremos sostener esa independencia, y consideramos que una parte de los impuestos de los ciudadanos tiene que contribuir a proteger este tipo de emprendimientos éticos y estéticos".

Compartir: 

Twitter
 

Gustavo Di Pinto (sala La Morada) y Aldo El-Jatib y María Olivier (teatro El Rayo). "Trabajamos para que Rosario sea reconocida, pero ahora somos víctimas de esa movida".
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.