CULTURA / ESPECTáCULOS › LA SOCIALIDAD, NUEVO LIBRO DE FRANCO INGRASSIA

El autor como dispositivo de montaje

 Por Beatriz Vignoli

A veces se dice en sentido figurado que un libro es un acontecimiento. La socialidad, del psicoanalista, investigador y músico rosarino Franco Ingrassia (Hekht libros, Buenos Aires, 2014) lo es realmente. Lo es porque para realizarlo se puso en acción precisamente aquello de lo que trata, en un singular diálogo entre producción y contenido.

"El libro propone cinco herramientas para pensar cómo es el estar juntos contemporáneo", resumió Ingrassia en una entrevista radial horas antes de la presentación en Rosario, a comienzos del mes pasado, cuando recordó que la edición artesanal de La Socialidad fue obra de una convocatoria de voluntarios autoorganizados denominada La Legión (lo que está a la venta ahora en varias librerías es la edición "industrial", con la misma diagramación).

Cuentan los editores que entre octubre de 2013 y julio de 2014, La Legión se reunió en el primer piso de La Libre (librería libertaria de San Telmo) y también en la Feria del Libro Independiente (FLIA), en casas y terrazas, cosiendo y encuadernando, leyendo en voz alta pasajes como este: "1. partamos de la hipótesis de la dispersión/ como 'fondo ontológico'/ de la sociabilidad contemporánea/ ello implica/ un cambio de supuestos:/ la premisa no es ya/ el lazo social constituido y regulado/ sino una tendencia/ a la ausencia de vínculo// 2. es en este contexto/ que la noción de autoorganización/ cobra carácter central".

El texto se titula "Autoorganización" y si bien parece poesía porque fue escrito en verso, se trata en realidad de notas para un seminario, que en las otras cuatro secciones del libro (Conexión, Multitud, Dispersión y Reensamblaje) fueron antes fragmentos subrayados de ensayos por diversos autores: Zygmunt Bauman, Antonio Negri, Ignacio Lewkowicz y Bruno Latour, respectivamente.

Esto hace del libro un experimento de reescritura de teoría social contemporánea donde el autor no se posiciona como origen del sentido sino como dispositivo de montaje o figura de lector editor, en el sentido de un editing o mash up. En música electrónica (Ingrassia integra el conjunto Sumergidos) esto es un procedimiento corriente; lo que entusiasma del libro es la elegancia y la elocuencia con que extrapola a la literatura esta figura de autor como dee jay, o como uno más que subraya o efectúa un fichaje. O como un artista plástico que corta y pega. El verso devenido en máquina de sampleado evoca los procedimientos radicales de montaje de las vanguardias futuristas, que tuvieron un eco en la poesía (en obras como La tierra baldía, de T. S. Eliot) pero no hasta el punto de diluir la figura de autor. Lo así puesto en circulación son ideas coherentemente puestas en obra.

Además son ideas tremendamente actuales. Hablan de las nuevas tecnologías de la comunicación, las condiciones del capitalismo tardío para la sociabilidad ("socialidad" es un neologismo que inventaron los editores), del malestar de esta época; y el formato verso permite definir y comunicar los conceptos con una concisión fulgurante.

Entre otras muchas redes en las que ha participado, Ingrassia integró el colectivo Planeta X y el proyecto Estéticas de la Dispersión. Es analista institucional en el Laboratorio de Análisis Institucional y psicólogo en la Colonia de Oliveros.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.