CIUDAD › POLICíA ACUSADO DE GRAVES DELITOS SEXUALES

Aceptó ser condenado a nueve años

El policía Daniel Palacios, acusado por graves delitos sexuales a menores de edad, acordó en los últimos días una condena de nueve años de prisión tras aceptar la autoría de tres abusos sexuales por los que era juzgado. Se trata de un caso de abuso sexual con acceso carnal, otro de abuso sexual gravemente ultrajante, y finalmente un abuso sexual simple, ocurridos en Sunchales. El acuerdo se concretó entre querellantes, el fiscal de primera instancia y una posterior participación del Fiscal de Cámara. El acuerdo que se menciona con antelación será girado al Juzgado de Sentencia de los Tribunales de Rafaela, donde se deberá actuar en consecuencia.

Sin embargo a Palacios le queda responder por las denuncias de abusos sexuales que tiene en Frontera, que son tres víctimas más, también menores de edad en su momento. El perfil de este policía fue denunciado por el Subcomisario Alcides Guglielmone y su esposa también policía, quienes compartieron destino con Palacios en Frontera. Sin embargo, el denunciante comenzó a ser perseguido por la actual cúpula de la Unidad regional V con sede en Rafaela.

Al denunciante, esa persecución le costó graves problemas de salud y familiares, por lo cual recurrió a las autoridades. "Hicimos con mi esposa la denuncia en Asuntos Internos, en Tribunales, y hasta me tomé el atrevimiento de dirigirme por carta certificada por Correo Argentino al gobernador Bonfatti tanto a su despacho como a su domicilio particular de Rosario, y nunca tuvimos respuesta" dijo Guglielmone.

Previamente el matrimonio de policías se dirigieron al actual jefe de la Unidad Regional V, Daniel Alcaraz, quien luego de ver las pruebas, dijo que tomaría cartas en el asunto. Pero ocurrió algo inesperado: "El denunciado siguió trabajando en esa comisaría, y contra nosotros se inició una persecución. Estuvo un año más ese abusador suelto en el pueblo. Alcaraz mandó una nota al Departamento de Personal de la Provincia pidiendo que me trasladaran sin ningún motivo, con mi esposa quisieron hacer lo mismo, mandaron a que nos roben, nos hostigaban por la calle, terminamos con asistencia psicológica y carpeta médica. Alcaraz demostró que su preferencia era seguir protegiendo al enfermo abusador, que demostraba conductas que son propias de personas que incurren en delitos de índole sexual", detalló Guglielmone.

Pero finalmente, en marzo de este año, Palacios volvió a ser detenido por un nuevo abuso sexual que cometió, esta vez contra su propia hija. Ya fue procesado y se encuentra privado de la libertad, aguardando la condena, que acordó en los últimos días.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.