CORREO

La tercera edad

Llegar a la tercera edad, ya en nuestro país, implica una serie de condicionantes como para poder afirmar que "vivimos la tercera edad" y no estar mintiéndonos.

Con un sistema previsional injusto, demagógicamente ampliado en demasía y sin seguridades futuras, tiene como complemento de su inequidad, un PAMI burocrático, con una administración que no respeta a los ancianos, insuficientes prestaciones y sometido a un aparato sindical corrupto, siempre insatisfecho y sin que los jubilados, "dueños" de esa entidad puedan incidir con sus opiniones y tal como debería ser, administrarla al servicio de todos los beneficiarios.

La CGT debería reaccionar contra el calamitoso estado de esta obra social que se nutre con fondos provenientes de activos y pasivos suficientes y que no ha tenido una administración honesta y transparente en los últimos 50 años. Tendrían que exigirle al Gobierno Nacional un proceso eleccionario limpio para determinar por el voto de los beneficiarios quienes deben conducirla y cómo.

Pero, como lo único que le interesa a sus directivos es la caja del PAMI y en torno a esa caja el manejo de los medicamentos, las contrataciones de servicios sanatoriales, el otorgamiento de las capitas a clínicas o efectores amigos y el control de lo que ya se conoce como la mafia de la salud pública, en la que sin escrúpulo alguno negocian la vida y la muerte de millones de argentinos que merecerían una vida digna, una atención médica de primera y prestaciones que al menos fueran respetuosas y de las que solamente podemos rescatar acciones aisladas de ese tipo por parte de excepcionales profesionales, enfermera/os, mucama/os y/ empleada/os no siempre reconocida/os.

Con ingresos por debajo de la línea de pobreza, con incrementos permanentes en los precios de la canasta básica de alimentos, sin beneficios que amortigüen la incidencia de los costos de los servicios de agua, luz, impuestos, etc. sobre sus misérrimas retribuciones, el ingreso a la tercera edad es un desafío a la subsistencia y constituye un atentado a la dignidad y los derechos humanos.

Angel M. Contestí

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.