CORREO

Correo

Desilusión

Si antes de colocar nuestro sobre en la urna electoral, hubiéramos podido subirlo a una balanza, nos hubiéramos sorprendido enormemente de su peso específico. Su interior se encontraba cargado de expectativas que nos permitieran vivir con mayor seguridad, paz, trabajo, justicia, educación, dignidad para los jubilados, disminución de la mortalidad infantil, ausencia de violencia de género, saneamiento ambiental, sin cortes de luz, con rutas transitables, sin autoridades corruptas que supieran comprender que sólo serían "circunstanciales empleados del pueblo" (no dueños del mismo), ¡y tantos deseos más! El aparente frágil papel no hubiera podido sostenerse por la excesiva carga.

Así fue mi sobre cuando me tocó votar. Estimo que así debe haber sido el sobre de todos los argentinos de buena fe. Mas el correr del tiempo está quitando uno a uno todos los deseos que encerramos en aquél sobre silencioso. Sólo los soberbios en su ceguera patológica podrán decir que no es así. Si pudieran abrir los ojos un instante se sorprenderían al observar que en el rostro de los argentinos se va borrando poco a poco la sonrisa y lo que es peor aún, es que está siendo reemplazada por una mueca de resignación y acostumbramiento a la barbarie.

La desilusión enorme de la mayoría por el voto equivocado, invade nuestras vidas. Hemos desviado el destino promisorio que soñamos para nosotros y para nuestros descendientes. Pero como somos optimistas, deberíamos reclamarles pacíficamente a aquéllos que hemos elegido, que vean bien en qué consistía el peso específico de aquellos sobres que en mayoría depositamos con muy buena fe. Entiendo que no deben haber olvidado que así funciona la democracia que todos queremos.

Edith Michelotti

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.